Autoridades instan a comunidad de inmigrantes indocumentados a no tener miedo de reportar crímenes

Los funcionarios de la policía Metropolitana de Las Vegas tienen un mensaje para la comunidad de inmigrantes: No estamos realizando redadas ni llevándonos a sus familias.

Varios funcionarios encargados de hacer cumplir la ley informaron a The Nevada Independent que las personas no tienen nada que temer cuando se trata de cooperar con la policía para resolver crímenes.

Reconocieron que es difícil obtener confianza en la comunidad de inmigrantes porque hay residentes indocumentados que piensan que la policía va a preguntarles sobre su situación legal aquí en los Estados Unidos.

Al respecto, el oficial Michael Rodríguez, portavoz del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD), dijo que mientras la policía está al día con las políticas de inmigración del presidente Trump, la comunidad inmigrante debe tener claro que las personas que tienen prioridad para la deportación son aquellas que son violentas, las que están cometiendo crímenes contra la comunidad.

“Si tenemos una persona muy violenta, obviamente nadie quiere a esa persona en nuestra comunidad cometiendo crímenes horribles, homicidios, asaltos sexuales, robos. En estas personas nos estamos enfocando,” informó el Oficial.

Oficial Michael Rodriguez, Portavoz de Las Vegas Metropolitan Police Department. Feb. 22, 2017. (Foto: Luz Gray).

En ese sentido, Rodríguez dijo que Metro no está realizando redadas ni patrullando las calles en busca de personas indocumentadas y que solo revisan el estatus migratorio de personas que ya están enfrentando cargos en la cárcel.

“Nos damos cuenta que aquí tenemos población que está trabajando muy duro para sus familias. La meta no es destruir familias ni deportar padres, tíos… No estamos operando como inmigración,” puntualizó.

Así como los representantes del orden indican que la comunidad inmigrante puede acercarse a ellos para denunciar crímenes, Rodríguez informó que también la policía tiene casos de incidentes donde las víctimas son precisamente personas indocumentadas que por temor de su estatus migratorio no están reportando los crímenes.

“Sabemos que tenemos personas que se están aprovechando de nuestras víctimas, nuestras personas indocumentadas, y eso es lo que no queremos,” explicó Rodríguez.

El Oficial expresó que, aunque LVMPD, la Ciudad de Las Vegas y el Condado Clark no consideran a esta área como ciudad santuario, tienen que investigar los casos de la misma forma y proteger a toda la comunidad, la cual incluye ciudadanos y personas indocumentadas.

Por su parte, Cedric Kerns, Chief Judge en la Corte Municipal de Las Vegas en el Centro Regional de Justicia, puntualizó que la postura de la corte no es enfocarse en el estatus migratorio de las personas, que no van tras ellas porque sean indocumentadas y que solamente quieren mantener segura a la comunidad.

Kerns agregó que las personas indocumentadas no se deben preocupar por presentarse a corte a menos que haya una orden activa (bench warrant) del juez para el arresto de una persona que no cumplió con lo que ordenó el tribunal, pues eso podría provocar que sean tomados en custodia por no haber ido a corte.

Las Vegas Metropolitan Police Department, 400 Martin Luther King Jr. Drive. Viernes 24 de febrero del 2017.  (Foto: Jeff Scheid/The Nevada Independent @jeffscheid.)

En caso de que las personas tengan alguna queja o prefieran dirigirse a los oficiales de policía de manera más directa, las autoridades tienen a disposición diferentes programas gratuitos y también participan en actividades comunitarias, así lo informó Chuck Callaway, Director de Servicios Intergubernamentales con LVMPD.

El Oficial mencionó que uno de los objetivos de Metro es construir relaciones con la comunidad a través de diferentes formas, como oficiales que participan en foros comunitarios, el equipo H.A.R.T (Hispanic American Resource Team, por sus siglas en inglés) formado por oficiales hispanos cuyo trabajo está enfocado en la comunidad latina, o bien la academia civil hispana, donde las personas pueden asistir para conocer más acerca del trabajo de la policía.

“No queremos crear una atmósfera donde las personas tengan miedo de llamar a la policía o reportar crímenes,” señaló Callaway.

El Oficial indicó también que su actual labor requiere que trabaje en la Legislatura estatal durante el periodo de sesiones para colaborar en todos los asuntos que tengan un impacto en la seguridad pública.