Bajar a 18 años la edad para apostar en Nevada: ¿Buena Idea?

Que sus hijos tengan acceso al mundo de las apuestas a partir de los 18 años y no hasta los 21 como actualmente sucede, podría ser a partir de ahora un nuevo tema de conversación en las mesas de muchos hogares en caso de que se pasara una propuesta de ley que se presentó el pasado seis de febrero ante la Asamblea estatal.

Los padres de familia tendrían entonces que empezar a considerar aspectos como de dónde sacarían sus hijos el dinero para apostar, las máquinas tragamonedas, las mesas de juego, hacer apuestas en favor de su equipo deportivo favorito, la exposición al área de casinos y el mundo de las apuestas.

La libertad para desafiar al azar a partir de los 18 y no de los 21 años. ¿Sería una buena idea? ¿Qué piensan quienes presentaron la propuesta? ¿Quiénes la apoyarían y quienes estarían en contra?

El lunes 6 de febrero inició la sesión legislativa en Carson City. 120 días donde los legisladores trabajarán en más de 1,000 propuestas con miras a que se conviertan en leyes para Nevada.

AB86 es el nombre de uno de esos proyectos de ley. Se introdujo en la Asamblea desde el primer día en que empezaron los trabajos de legislación, y consiste en que las personas ya no tengan que esperar hasta tener 21 años de edad para poder apostar.

Asambleísta Republicano Jim Wheeler. Febrero 10, 2017. (Foto: David Calvert).

El lado político

Jim Wheeler, Asambleísta Republicano quien presentó esta propuesta ante los legisladores, dijo en breve conversación para The Nevada Independent que está en pláticas con algunas entidades como The Nevada Resort Association, que representa a la mayoría de los casinos del Estado de Plata,  y algunos grupos contra la adicción al juego para determinar si consigue su apoyo, señalando que, de ser así, entonces solicitaría una audiencia ante la Asamblea.  

Wheeler se refirió también a actividades que ya son permisibles para una persona de 18 años o mayor.

“Pero si usted es lo suficientemente mayor de edad para ir a la guerra, mayor de edad para votar, entonces tiene que ser capaz de ser mayor para gastar su dinero si quiere“, señaló Wheeler, Asambleísta por el Distrito 39 en Minden.

Con respecto a si le preocupaba que la edad para beber, bajo su propuesta, sería diferente a la edad para apostar, el asambleísta indicó que sí le preocupaba, al igual que seguramente pasará con The Nevada Resort Association:

“Si no puede tomar hasta que tenga 21 años y está en un bar, entonces se va a tener que pedir identificación, algo que de todas manera se supone que se debería estar haciendo, así que por lo que a mí respecta no es gran cosa,” mencionó.

Paul Anderson, Líder de la mayoría en la Asamblea por el partido Republicano. Febrero 10, 2017. (Foto: Cortesia Nevada Legislature).

Argumento que, sin embargo, no convence a Paul Anderson, Líder de la mayoría en la Asamblea por el partido Republicano y padre de cuatro hijos:

“Sí, va a haber argumentos donde dicen que se puede votar a los 18, o se puede unir al ejército, pero no hay servicios militares anónimos o votantes anónimos, pero sí hay Apostadores Anónimos y gastamos millones de dólares para ayudar a que las personas superen sus adicciones,” dijo el asambleísta, quien representa al Distrito 13 en el área de Las Vegas.

Anderson comentó además que le preocuparían los jóvenes que salen de la escuela secundaria, o aquellos que aún no tuvieran el suficiente nivel de madurez para tomar decisiones que los mantuvieran fuera de peligro.

Cuando se le preguntó sobre cual era la postura de the Nevada Resort Association, su Presidenta, Virginia Valentine, dijo en una declaración: “No estamos conscientes de ningún beneficio convincente que pueda resultar de esto, y sin embargo hay riesgos dudosos. En ausencia de una lógica para la política, nos oponemos a ella “.

Por su parte, al preguntarle su opinión acerca de la propuesta, la Asambleísta demócrata Olivia Díaz, dijo:

Asambleísta demócrata Olivia Díaz en sus oficinas de la Legislatura estatal. Febrero, 7, 2017. (Foto: Luz Gray).

“Me da miedo, porque dicen que se demuestra que realmente no hay un impacto, pero la verdad, como maestra, prefiero que mis alumnos destinen más sus fondos a sus libros, a los costos de seguir estudiando y seguir avanzando, que ir a dejarlos en nuestras máquinas, entonces pienso que hay mejores formas de invertir su dinero”, señaló la Asambleísta, quien representa al Distrito 11 en el área de North Las Vegas.

Irene Bustamante Adams, Asambleísta Demócrata por el Distrito 42 en Las Vegas, dijo que estará abierta a la propuesta, pero como trabaja en la industria de los casinos, tiene algunas preocupaciones y piensa que dejar el proyecto donde está ayuda a proteger todas las licencias y restricciones que existen actualmente.

En ese sentido, también se le preguntó si habría alguna preocupación relacionada con la edad para consumir alcohol, a lo cual respondió:

“Correcto. Aunado a eso, lo hace difícil si usted trabaja en el área de casino. Si tiene una diferencia entre 21 y 18 constantemente se va a tener que monitorear quién es qué, así que pienso que necesita tener algo de consistencia.”, indicó.

Bustamante además consideró que dejar la edad en los 21 facilitaría todo para la industria entera, incluyendo las regulaciones de juego asegurándose de que no se les culpe. La Asambleísta agregó que la AB86 podría sonar bien, pero implementarla sería mucho más difícil.

El lado familiar

Para Susy Acosta, quien se dedica al hogar y ha vivido en Las Vegas desde 1995, este proyecto de ley no es la mejor idea porque podría estar asociado con otros aspectos que considera no son adecuados para personas tan jóvenes:

“La verdad no estoy de acuerdo con esa propuesta. Tengo un hijo que en abril cumple 14 años y pienso que uno todavía puede tener un poco más de control con ellos a la edad de 18 años, que se les prohíba hacer cosas que no deben; como, por ejemplo, que vayan a jugar a los casinos, a todo lo que se está proponiendo.

Mejor esperar a que sean mayores de edad”, comentó. “Si así hay niños que a la edad de mi hijo andan haciendo cosas que no deben, imagínese. Que tengan acceso para ir a jugar a las máquinas, no. No estoy de acuerdo.” Enfatizó.

La señora Acosta mencionó también que, si pasara esta iniciativa, habría más riesgo de que el acceso a las apuestas se traduzca en adicción al juego y a otros vicios como fumar, tomar bebidas alcohólicas, o la drogadicción.

La madre de familia además consideró que actualmente existe más peligro por la facilidad con la que se obtienen las drogas y agregó que 18 años todavía es una edad muy temprana como para que los jóvenes se expongan al mundo de las apuestas.

“Ahorita hay niños con una mentalidad muy avanzada. No hace mucho,” relató la entrevistada, “pasó precisamente en la escuela de mi hijo, tres muchachos de 13, 14 años, entraron a robar a una tienda, y era de cigarros. Ahorita esos jovencitos están en la cárcel.”

“Si a esa edad que les prohíben todo ese tipo de cosas”, comentó, “Pienso que, ya teniendo acceso a los 18 años, y que ya puedan ellos consumir todo eso, se me hace difícil.” Señaló.

La señora Acosta indicó además que, como madre, prefería que la edad de los 21 años se quedara como tal y que es hasta entonces cuando los jóvenes pueden tener el derecho de poder hacer lo que ellos quieran.: 

(Foto principal: Cortesía Matt Buck/Wikimedia Commons).