Condado Clark considera prohibir mochilas y carriolas en las actuales manifestaciones

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en The Nevada Independent.

En una reunión de emergencia que se llevará a cabo este miércoles por la mañana, la Comisión del Condado Clark considerará una ordenanza que prohíbe a los manifestantes llevar mochilas u otro equipaje a las protestas, con pocas excepciones.

Un borrador de la propuesta de ordenanza hace excepciones limitadas a lo que pueden llevar los participantes mientras asisten a una manifestación en o dentro de 25 pies de propiedad pública, una calle o acera.

La votación tendrá lugar después de que miles de manifestantes se han reunido en las calles de Las Vegas, en especial pacíficamente, para protestar contra el racismo sistémico y casos de brutalidad policial tras el asesinato de George Floyd.

La ordenanza prohibiría a los manifestantes llevar bolsas para computadora, así como mochilas, excepto bolsas de menos de 12 pulgadas por 6 pulgadas por 12 pulgadas. También habría una excepción en mochilas para dispositivos médicos y "equipo esencial" para los reporteros.

Carriolas y ciertos tipos de carros pequeños de carga también estarían prohibidos, a menos de que sea médicamente necesario.

Los frecuentes enfrentamientos nocturnos entre algunos manifestantes y la policía local aumentaron drásticamente durante el fin de semana y las protestas continuaron esta semana.

Tan solo este lunes en Las Vegas, la policía arrestó a más de 150 manifestantes, y funcionarios del Departamento de la Policía Metropolitana de Las Vegas anunciaron el martes que la Guardia Nacional había sido activada para ayudar en los esfuerzos de control de multitudes.

En un comunicado que detalla la activación de la Guardia Nacional, el Gobernador de Nevada Steve Sisolak dijo que las unidades no serían ubicadas "en primera línea" ni realizarían arrestos, sino que serían delegadas a un rol de apoyo.

La propuesta de ordenanza surge cuando los departamentos de policía en Nevada y en todo el país han sido objeto de un mayor escrutinio por el uso de herramientas de dispersión de multitudes, como balas de gas pimienta o gas lacrimógeno para controlar las manifestaciones.

Un portavoz del gobernador no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios acerca de qué organismo local hizo la solicitud de activación de la Guardia Nacional.

Desde entonces, la policía de Las Vegas ha defendido sus acciones, señalando a los instigadores violentos que han tratado de herir a los oficiales del departamento arrojando piedras.

Al menos 25 oficiales de la policía de Las Vegas han resultado heridos desde este viernes, cuando comenzaron las manifestaciones; mientras que el lunes por la noche, un oficial fue hospitalizado después de recibir un disparo durante una manifestación cerca de la corte federal.

El oficial permanece en estado crítico y está en soporte vital, dijo Chris Jones, un alguacil asistente de la policía de Las Vegas, durante una conferencia de prensa el martes por la tarde.

Otro oficial disparó y mató a un manifestante, Jorge Gómez, de 25 años, después de que la policía dijo que levantó un arma de fuego.

Una resolución antes de la ordenanza establece que "la imposición de restricciones a la posesión de estos artículos durante estos eventos no afecta materialmente la capacidad [de] los asistentes de ejercer sus derechos de la Primera Enmienda y son comunes a aquellos que se imponen durante los cierres de calles".

En un año electoral en curso, la respuesta de la comisión a las protestas aún puede transformarse en un asunto electoral. El martes, el candidato a la Comisión del Condado y el concejal de la ciudad de Las Vegas, Stavros Anthony, dijo en un tuit que la prisión de Jean se debería abrir como un centro de detención "para todos los manifestantes violentos" y que deberían ser enviados "de regreso al estado de donde vinieron".