Congreso podría votar por proyecto de ley para prevenir la deportación

Esta nota fue traducida al español y editada para brevedad a partir de una versión en inglés.

Se espera que la próxima semana miembros del Congreso sometan a votación un proyecto de ley que podría otorgar a muchas personas indocumentadas hasta 10 años de protección contra la deportación y darles autorización de trabajo si han estado en el país ilegalmente desde antes de 2011.

Sin embargo, si el proyecto de ley se aprueba en la Cámara de Representantes la próxima semana, enfrentará obstáculos adicionales y sus posibilidades de convertirse en ley son inciertas.

Según el proyecto de ley que se someterá a votación en la Cámara de Representantes controlada por los Demócratas la semana del 15 de noviembre, las personas indocumentadas elegibles podrían solicitar cinco años de permanencia temporal o “parole authority", que los protegería de la deportación y les permitiría trabajar. Eso puede extenderse hasta septiembre de 2031.

El proyecto de ley, llamado Reconstruir Mejor o “Build Back Better”, también incluye planes para gastar cerca de $1.85 trillones de dólares en varios programas de servicios sociales, incluyendo el preescolar gratuito para niños de 3 y 4 años. Si bien la iniciativa tiene buenas posibilidades de aprobarse en la Cámara, donde los Demócratas tienen una mayoría más amplia, podría pasar por cambios importantes para obtener el apoyo suficiente para ser aprobada por el Senado, donde Demócratas y Republicanos están divididos 50-50.

No se espera que los Republicanos voten a favor del proyecto de ley, por lo que todos los Demócratas en el Senado deben apoyar la iniciativa para que pase. Pero los Demócratas aún están divididos acerca de si la medida debería impedir que las personas indocumentadas reciban beneficios como cupones de alimentos y atención médica.

El Congresista Henry Cuellar, un Demócrata de Texas que se opone a que se otorguen los beneficios, dijo a reporteros la semana pasada que el proyecto provocaría un ataque político contra los Demócratas.

En entrevista, la Senadora Catherine Cortez Masto, una Demócrata de Nevada quien está a favor de brindar beneficios, afirmó que no otorgarlos podría ser costoso para los contribuyentes porque los hospitales locales tendrían que dar tratamiento a enfermos que no tienen cómo pagar el servicio.

Cortez Masto agregó que no es justo para un trabajador indocumentado que paga el Seguro Social y otros programas pero no se beneficia de ello.

“Usted va a pagar impuestos, el Seguro Social, Medicare”, dijo Cortez Masto. “Pero, ¿No le vamos a dar beneficios federales para su atención médica o cualquier otra cosa que necesite? Eso es una locura".

Cortez Masto agregó que los Demócratas del Senado siguen buscando un camino hacia la ciudadanía en el proyecto de ley. Actualmente, la disposición de la autoridad de la permanencia temporal en el proyecto de ley no brinda un camino a la ciudadanía.

Una opción que todavía están abordando los Demócratas del Senado, es cambiar la fecha de una ley de 1929, conocida como el registro, que permite que las personas indocumentadas que han estado en el país desde 1972, soliciten el estatus de residente permanente legal. La fecha se ha modificado cuatro veces desde 1929. El cambio más reciente fue en 1986.

"Lo vamos a seguir buscando", enfatizó Cortez Masto acerca del registro.

Para hacerlo, el Senado tendría que ignorar la decisión de la parlamentaria — la funcionaria que interpreta las reglas del Senado — y quien añadió que los Senadores no pueden aprobar un cambio tan significativo a la ley a menos que tengan 60 votos o más.