Consideran iniciativa para registro automático de votantes en el DMV

Este artículo fue traducido al español a partir de una versión en inglés. La versión en inglés aparece en la página de The Nevada Independent.

Actualización del 22 de febrero: La iniciativa "votante motorizado" fue aprobada por la Asamblea en una votación 27-15 en líneas de partido.

El Líder de la Minoría en la Asamblea, Paul Anderson, hablando en oposición, dijo que la petición es un mecanismo de exclusión "obliga a las personas a un mecanismo en el que puede que no deseen participar y siembra en las personas serias preocupaciones de privacidad". (IP1 crea un sistema que registra de forma automática los votantes en el DMV a menos que decidan no hacerlo, mientras que el sistema actual optar por sí hacerlo).

La Asambleísta Demócrata Olivia Díaz, quien preside el comité que escuchó la IP1 la semana pasada, dijo que la petición "protegerá el derecho fundamental" de votar y asegurará que las personas no estén "penalizadas por un sistema anticuado".

La Legislatura tiene 23 días para aprobar la petición de iniciativa, en caso contrario va a un voto del pueblo en 2018.

***

Actualización del 16 de febrero: La petición de iniciativa de registro electoral automático se aprobó en el Comité de Operaciones y Elecciones de la Asamblea Legislativa en una votación de 7-4 en las líneas del partido el jueves por la tarde. Los Asambleístas Republicanos Ira Hansen, John Hambrick, Richard McArthur y James Oscarson fueron los cuatro votos "no".

La Legislatura tiene 29 días para promulgar la medida, de lo contrario, se colocará automáticamente en la papeleta del 2018.

***

El reloj no se detiene mientras la Legislatura decide si va a promulgar una ley llamada "votante motorizado" que registraría automáticamente a la gente para votar cuando solicitan una licencia de conducir o identificación, a menos que opten por no hacerlo.

El registro de votantes del Condado dijo el martes durante una audiencia de la Asamblea que la propuesta limpiará las listas de votantes del estado, reducirá la necesidad de que terceros realicen registros de los votantes y no es tan diferente del actual sistema del Department of Motor Vehicles (DMV) que ofrece a los usuarios la oportunidad de optar por registrarse para votar. Todos los testimonios fueron en apoyo o en postura neutral frente a la medida, con el Asambleísta Republicano Ira Hansen expresando el único indicio de oposición.

La organización de defensa de los votantes con sede en Washington iVote, iniciada por el exjefe de campaña de Obama, Jeremy Bird, encabezó la recolección de más de 125,000 firmas el año pasado, más del doble de las 55,234 necesarias, para ajustar la propuesta ante la Legislatura a través del proceso de petición de iniciativa. El grupo está considerando la posibilidad de tratar de obtener medidas similares respecto de la votación en otros estados. El Exsecretario Demócrata del Estado Ross Miller es miembro de la junta asesora del iVote.

Ambas cámaras de la Legislatura deben promulgar la ley dentro de los 40 días desde el momento en que comenzó la sesión; de lo contrario la petición será colocado en la papeleta del 2018. El comité no tomó ninguna acción inmediata sobre la medida.

Si se aprueba, la medida requeriría que el DMV transmita la información necesaria para el registro de votantes a la oficina del secretario de estado o bien añadir a alguien a la lista de votantes o actualizar su información. El DMV estaría obligado a notificar a la persona que, a menos que afirmativamente decline u opte por no participar en el programa, por escrito, sería automáticamente registrada para votar.

Los legisladores trataron de aclarar el costo de aplicación de esta medida durante la audiencia de la comisión después de que un análisis fiscal de la medida publicado el martes indicó que el estado podría enfrentar una factura de casi $5 millones. El análisis presentó cuatro opciones para la implementación, y los funcionarios del Estado testificaron el martes indicando que la opción de $110,000 es el escenario más probable debido al marco que el estado ya ha puesto en marcha.

El Director del DMV Terri Albertson dijo que su departamento ha completado su interfaz con el sistema de registro electoral electrónico del secretario del estado el lunes. El costo total para el DMV sólo sería alrededor de $53,000 para actualizar los formularios necesarios para implementar la medida, dijo.

La opción de $4.8 millones hubiera requerido para un reemplazo completo del sistema de registro de votantes.

El lenguaje de la petición de Nevada fue modelado según de una ley de Oregón, la primera de su tipo en el país, la cual entró en vigor en enero de 2016. Oregón registró automáticamente a más de 225,000 habitantes a través del DMV el año pasado y casi 100,000 de ellos emitieron su voto en las elecciones de noviembre.

Los registradores de votantes del condado, que declararon neutralmente sobre el proyecto de ley, ya que estarían involucrados en su implementación, apuntaban a una serie de beneficios que sus oficinas podrían disfrutar si se aplica esta medida. Luanne Cutler, registrador del condado de Washoe, dijo que la ley ayudaría a los registradores a mantener sus roles esencialmente sólo cambiando la forma en que el DMV hace lo que ya está haciendo.

"Esto realmente mejoraría el proceso, en mi opinión", dijo Cutler.

Un grupo de veteranos que testifico en apoyo a la medida se refirió a las dificultades que los militares en servicio activo y los veteranos enfrentan para mantener su estado en el registro de votantes mientras se mueven dentro de los Estados Unidos y durante el despliegue en el extranjero y observó cómo la ley podría ayudar a eliminar las barreras en la participación política.

"Los votantes militares informan de problemas de registro casi con el doble de frecuencia que los votantes no militares", dijo Angie Morelli, una veterana del Cuerpo de Marines de Estados Unidos. "Ayer por la noche, pasé cuatro horas tratando de entender el proceso de registro cuando esté desplegada y terminé más confundida que cuando empecé".

Aunque no hubo testimonio en oposición a la ley, Hansen señaló durante la audiencia que la medida podría esencialmente obligar a la gente a hacer algo que no quieren hacer.

"Si la gente no se quiere registrar, casi los obligamos a participar en algo que por cualquier razón están decidiendo voluntariamente no participar". Dijo Hansen.

La Asambleísta Demócrata Olivia Díaz, quien preside el comité, dijo que ella y Hansen tiene una "diferencia de opinión", agregando que ella considera que la medida "racionaliza y moderniza un sistema para la generación del milenio y las generaciones futuras".

Foto cortesía de time anchor bajo Creative Commons.