Demócratas de Nevada quieren frenar a Trump en conflicto con Irán

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en de The Nevada Independent.

Después de que este miércoles funcionarios militares y de la administración de Donald Trump les informaron respecto a la decisión del Presidente de asesinar al general iraní Qasem Soleimani, los Demócratas de Nevada en el Congreso dijeron que se quedaron con más preguntas que respuestas.

“Funcionarios de la administración concluyeron repentinamente el informe clasificado de hoy ante el Congreso acerca de Irán, dejando muchas preguntas sin respuesta; incluyendo la estrategia del Presidente Trump a largo plazo y objetivos para Irán, cómo planea disuadir a Irán de futuros ataques, y qué acciones va a tomar para mantener a salvo a miembros del servicio militar de los EE.UU. y personal de la región”, señaló la Senadora Catherine Cortez Masto. “Con la seguridad nacional de los Estados Unidos en juego, el Congreso y el pueblo estadounidense necesitan respuestas”.

Los informadores, entre ellos el Secretario de Estado Mike Pompeo, y el Secretario de la Defensa Mark Esper, argumentaron que la decisión de matar a Soleimani en un ataque aéreo en Bagdad se tomó para prevenir un ataque inminente.

Para justificar el ataque también citaron el artículo II de la Constitución, que identifica al Presidente como jefe de las fuerzas armadas, y tomaron como ejemplo la resolución de la guerra de Irak aprobada en 2002 en respuesta a los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Sin embargo, la Congresista Demócrata Dina Titus dijo que aún no está convencida de que la decisión de Trump fue prudente, y que el argumento de que un ataque contra los estadounidenses era inminente “resulta muy vago”.

Titus añadió que no hubo soldados de Nevada entre los más de 3,000 elementos que el Pentágono envió a Oriente Medio en respuesta al aumento de hostilidades con Irán.

El poder del Congreso para declarar la guerra se estipula en el Artículo I de la Constitución. Pero los Presidentes desde el final de la Guerra Fría han puesto a sus tropas en peligro en puntos críticos por todo el mundo, muchas veces sin la autorización del Congreso.

Por eso, la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció que la Cámara Baja votaría una resolución en virtud de la Ley de Poderes de Guerra de 1973 que requerirá que Trump ponga fin a las hostilidades con Irán. Dicho voto tuvo lugar la semana pasada, pero la medida tiene un futuro incierto en el Senado.

El Congresista Demócrata Steven Horsford dijo que co-patrocinará la medida de eliminación.

El Representante Republicano Mark Amodei sostuvo que considerará la resolución, pero puso en duda su necesidad y sugirió que es un ejercicio político.

Amodei comparó el asesinato de Soleimani con el de Osama Bin Laden durante la Presidencia de Barack Obama y dijo que no se convocó al Congreso para restringir la declaración de guerra del Presidente después de dicha operación.

Amodei también dijo que no visualiza al presidente llamando a las tropas para luchar en una guerra con Irán, lo que evita la necesidad de una resolución.

“Sólo un idiota enviaría tropas”, dijo Amodei. “¿Qué queremos que Irán tiene?”

El pasado miércoles las tensiones con Irán parecieron calmarse cuando Trump dijo que “Estados Unidos está listo para abrazar la paz con todos los que la desean”.

También dijo que al parecer Irán se había detenido después de que el martes la República islámica atacó una base militar iraquí, donde había tropas estadounidenses, pero no hubo muertos ni heridos.

Los Demócratas en el Senado han propuesto su propia resolución a los poderes de guerra. La medida, que es privilegiada, lo que significa que obtendrá un voto, requeriría el retiro de las tropas en 30 días. 

La votación se podría realizar la próxima semana, pero para que se apruebe se necesita que cuatro Republicanos voten junto con los 47 Demócratas.

Trump instó a los socios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que simpatizan con los Estados Unidos a que se involucren más en Medio Oriente, algo que la Senadora Jacky Rosen destacó en su comunicado acerca de Irán.

“Sigo vigilando de cerca la situación”, dijo. “Todas las acciones futuras que tome esta Administración se deberán hacer consultando al Congreso, garantizando la seguridad de nuestras tropas, e incluyendo el aporte de la OTAN y de nuestros socios de la coalición.”

El ataque se dio en represalia por el asesinato de Soleimani el pasado 3 de enero, lo que aumentó las tensiones; aunque ambas partes involucradas en el conflicto señalaron que no quieren la guerra.