Entrevista con el Doctor Fermin Leguen: COVID-19 y época de fiestas: “¿Qué debo tomar en cuenta?”

La cercanía del Día de Acción de Gracias y posterior época decembrina lleva a muchos a querer convivir en persona con sus seres queridos. Pero el incremento de casos por COVID ha llevado a las autoridades de salud a reforzar sus mensajes de seguir las pautas sanitarias y limitar las reuniones familiares solo con personas que vivan en la misma casa.

Los viajes, otro elemento común en la época de fiestas, también se unen a la lista de precauciones para hacerle frente al COVID. Este jueves, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomendaron al público evitar viajes el Día de Acción de Gracias.

En Nevada, el COVID-19 continúa propagándose y alcanzando un número récord de casos día tras día. Este jueves, el Distrito de Salud del Sur de Nevada (SNHD) informó que los casos positivos sobrepasaron los 100,000 en el Condado Clark.

Durante una entrevista reciente para el programa de radio y podcast Cafecito con Luz y Michelle, el Jefe Interino del SNHD, Doctor Fermin Leguen, conversó acerca de alternativas saludables para disfrutar la temporada festiva, cambios en cómo se ha abordado la pandemia desde sus inicios, y cómo abordar el tema de las reuniones familiares en tiempos del COVID, entre otros puntos.

Esta es una versión de la entrevista, que ha sido editada para brevedad y claridad. 

Pregunta (P): Ya han pasado los meses desde los cierres y los primeros casos en Nevada. ¿Cómo ve ahora el estatus del COVID-19, a diferencia de lo que se observó en la primavera?

Respuesta (R): Después de la primavera sufrimos el aumento de casos inmenso en julio y agosto, que limitó mucho las funciones de nuestros hospitales y el sistema de salud en el Condado Clark y Nevada. A finales de agosto y todo septiembre, el número de casos disminuyó y la tendencia nos hacía sentir muy optimistas acerca del progreso de la enfermedad, pero en las últimas cuatro semanas hemos observado un aumento progresivo en el número de casos diarios que se reportan por COVID. Sobre todo, en la última semana se ha visto un aceleramiento en ese número de casos diarios que se han reportado.

P: ¿Usted considera que el sistema de salud y los hospitales están mejor preparados ahora en cuanto a cómo enfrentar la pandemia del COVID-19 y esta segunda ola de casos? 

R: Sí. Estoy convencido de que la capacidad de respuesta de nuestro sistema de salud hoy día es muy superior a cuando comenzamos la pandemia, entre otras cosas porque nuestro personal médico y servicios de apoyo en los hospitales han recibido mucho entrenamiento. Se crea esto a partir de la experiencia de combatir el virus.

También a principios de la pandemia había grandes limitaciones con el acceso a la máscara N95 para el personal de salud y los trajes que tienen que usar para protegerse. En estos momentos no existe esa limitación. Todos nuestros hospitales y centros médicos tienen suficiente equipo de protección personal. Y, sobre todo, las enfermeras, médicos, y personal de apoyo están capacitados y saben cómo enfrentar un caso de COVID, lo cual es extremadamente importante.

Igual, medicamentos que no existían al principio de la epidemia; hoy día hay varios que no curan el COVID como tal, pero ayudan a disminuir la severidad y mortalidad. Igual que otras técnicas que están usando los hospitales.

P: Hablando del aumento de casos en recientes semanas ¿Cuáles son las causas más comunes de la propagación? ¿Son eventos grandes, campañas políticas, casinos, reuniones familiares o cosas más pequeñas?

R: Una de las cosas que se cita como elemento contribuyente a este aumento de casos que hemos visto en las últimas semanas es el cambio de temperatura. El virus tiene la capacidad de sobrevivir por más tiempo a temperaturas más bajas, así que eso favorece su continuidad en el ambiente y por tanto, su capacidad de infectar a personas que están alrededor.

Junto con eso, está el elemento desde el punto de vista social, cómo contribuimos a la transmisión, las aglomeraciones en sitios públicos. Y sabemos que según han pasado los meses, la movilidad, el acceso de las personas a sitios públicos, contribuye porque hay más exposición. 

También se ha reportado recientemente el hecho de que las transmisiones a nivel familiar es un elemento importante, sobre todo cuando se hacen fiestas o agrupamientos relativamente largos en las viviendas de nuestros residentes. Se ha visto que eso ha contribuido al aumento de casos en distintas municipalidades y ciudades del país. Y junto con eso, el que no estemos cumpliendo todos con las medidas de distanciamiento social en sitios públicos, el uso de la máscara o protecciones faciales; no siempre todos estamos cumpliendo con eso. 

Y no es raro ver a personas que tienen una máscara puesta, pero la nariz está fuera de la máscara, entonces realmente esa persona no se está protegiendo ni a los que están alrededor. Es una combinación de distintos elementos que ha contribuido, o está contribuyendo, a que exista un aumento en la transmisión local del virus.  

P: El tiempo sigue pasando, muchas personas tienen que salir a trabajar y para otras quedarse en casa ya no es tan fácil, en especial ahora que vienen el Día de Acción de Gracias y las fiestas decembrinas. Pero está el dilema de las reuniones y los contagios. ¿Qué pueden hacer las familias para disfrutar las fiestas de manera segura?

R: Seguimos recomendando que traten de no tener a más de 10 personas en la casa. En muchas familias de por sí son casi 10. Tenemos que entender que estamos en medio de una epidemia y aunque extrañamos y queremos ver a esos seres queridos que están a la distancia, porque no solamente es que vivan en tu ciudad, sino que es la época en que las familias se trasladan de una ciudad o país a otro, es mejor para todos los miembros de la familia posponer esa oportunidad de cambios físicos con sus seres queridos y usar los medios electrónicos, el acercamiento virtual y entonces así hacen su fiesta.

Lo que sí es importante es evitar que nuestra casa se convierta en un sitio de una larga congregación de personas, porque ahí es donde se facilita la transmisión del virus. También es importante que, en muchas de nuestras familias, existen personas mayores de 60, o 65 años, o incluso más jóvenes, pero que pueden ser diabéticos, hipertensos crónicos, enfermedades respiratorias crónicas, o cualquier tipo de cáncer y pueden estar expuestos ahora al virus al participar en estas reuniones.

P: Pero también hay quienes pueden estar pensando en hacer reuniones al aire libre ¿Qué nos puede decir acerca de esa opción?

R: Igual es una congregación larga y sabemos que no es realista. Si usted tiene un patio grande que puede acomodar fácilmente 50 personas con distanciamiento social, pero usted también sabe que esas 50 personas no se van a mantener en su patio, van a estar saliendo y entrando de la casa a la cocina constantemente, o sea que ahí se tiene el riesgo aumentado, por eso es que hacemos esa recomendación.

P: A veces esas conversaciones son difíciles con algunos familiares. ¿Tiene consejos para abordar este tema con nuestros seres queridos?

R: Que la familia tome conciencia de que estamos en medio de una epidemia, lo cual no es algo normal en la vida cotidiana del ser humano. Es una situación inusual y tenemos que tratar de protegernos contra esa situación. 

El hecho de que renunciemos a participar todos de una manera física en esa festividad familiar constituye un sacrificio para cada una de las personas; los que van a estar presentes y virtuales, porque todos quisieran estar ahí. Pero también hay que considerar que al disminuir el número de personas que van a estar en ese evento familiar, estás contribuyendo a la salud de cada uno de tus familiares, porque los estás protegiendo a ellos y te estás protegiendo tú también.

Eso para mí tiene mucha importancia. Las personas que van a estar participando en esa reunión, si no viven en esa casa ¿Qué han hecho antes de llegar ahí para asegurarse de que no van a ser un riesgo para sus familiares?, ¿Tienen síntomas respiratorios?, ¿Alguna cosa que no es lo normal en su cuerpo? Porque el coronavirus se puede manifestar de cualquier forma, no solo con síntomas respiratorios. 

Entonces cualquier síntoma que no sea parte de su vida diaria, ya de por sí debe excluirlo de participar en esa reunión familiar, porque va a poner a las personas en riesgo. Tiene que ser bien crítico consigo mismo porque la decisión que toma va a afectar a todos los que van a estar compartiendo esa reunión. 

Es una situación difícil, sobre todo en una cultura como la hispana, que tiene mucho elemento de familia y de reunirse, pero considerar que va a ser una vez, porque es prácticamente imposible que vayan a haber dos navidades consecutivas con el COVID, eso no esperamos que sea así. Pero ahora la tarea más grande es protegernos nosotros, proteger a nuestros familiares y amigos. Es un sacrificio que estamos pidiendo a todos, y todos tenemos que contribuir con eso. 

P: ¿Usted considera que las campañas informativas de prevención en el Sur de Nevada están siendo efectivas en comparación con los primeros meses de la pandemia? Porque vemos negocios, casinos abiertos, y actividades, y quizás la gente, psicológicamente, está pensando “el virus ya se fue”.

R: En estos momentos el distrito de salud, junto con el Condado Clark y otros miembros de la comunidad, está desarrollando nuevos mensajes, porque sí, estamos a ocho meses desde que empezó esta epidemia. Se menciona lo que ahora se llama agotamiento del COVID; son ocho meses de sufrimiento sostenido por cada miembro de la comunidad, y el mensaje no puede ser el mismo, lo tenemos que cambiar. 

Eso es lo que estamos haciendo ahora para tratar de seguir influyendo a nuestra comunidad para obtener una respuesta positiva en cuanto a la protección porque el virus todavía esta ahí. No tenemos una vacuna efectiva aprobada todavía, pero aun cuando la tengamos y que sea efectiva, van a pasar muchos meses para que toda la población esté protegida. Entonces, mientras no lleguemos a ese nivel de protección a nivel de toda la comunidad, debemos hacer nuestra contribución y protegernos nosotros mismos y a los que están alrededor; cuando cumplamos con nuestra propia responsabilidad. Lo que está pasando hoy no es lo mismo que pasó hace tres meses, aunque la enfermedad sea la misma.