Entrevista: Líder tribal ofrece una perspectiva indígena acerca del Día de Acción de Gracias

Brian Melendez es de las comunidades indígenas Paiute, del Norte, Sur y Shoshone del Oeste, y creció en la Colonia India de Reno-Sparks y Hungry Valley; y califica como “destructivo” su comportamiento durante la adolescencia y años tempranos de su adultez. 

Pero hoy en día Melendez opera un negocio dedicado a ayudar a las comunidades nativas, ofrece clases gratuitas de meditación por toda la comunidad y produce su propio podcast, “Coffee with an Indian” (“Café con un Indio”).  

Líder en su comunidad, la semana pasada Melendez fue el orador durante un evento de micrófono abierto donde se comparten poemas personales. 

El evento fue en el Holland Project, una iniciativa de arte y música para todas las edades organizada por los jóvenes en Midtown Reno. 

Vestido con una chamarra roja, y un collar indígena hecho de cuerno y hueso de búfalo, leyó tres poemas desde su teléfono. 

“Pongan atención a lo que digo” dijo. “Esta es tierra india. [Improperio] mi ADN viene directamente de esta arena. Cuando los colonizadores empezaron a robar, mi gente sangró, luchó y estuvo dolida. Entonces cuidado por dónde caminas porque hay sangre en esta tierra”.

Su poema abordó la colonización de la tierra indígena, un tema que, para él, a menudo se pasa por alto el Día de Acción de Gracias en favor de una imagen más inocente de los peregrinos y los americanos nativos. 

Melendez se sentó con The Nevada Independent después del evento para compartir su perspectiva como una persona Nativa.

Pregunta (P): ¿Cuál ha sido su experiencia en el Día de Acción de Gracias? 

Respuesta (R): Para nosotros como personas tribales, hacemos lo mejor que podemos para dar gracias todos los días. En gran parte, nuestro conocimiento y cosmovisión se basa en la idea de gratitud, en todo lo que hacemos. Así que esta festividad del Día de Acción de Gracias… Si nos da la oportunidad de estar juntos y cenar, entonces lo hacemos, pero en cuanto al énfasis de lo que significa para nosotros en cualquier cuento americanizado que se ha pasado entre la gente, no lo absorbemos o no lo honramos. 

En cuanto al Mes de la Herencia Nativo Americana en noviembre, creo que a menudo puede convertir nuestra cultura e identidad en caricaturas, y creo que puede convertir nuestra identidad en cosas que las personas piensan que están celebrando, pero realmente se están burlando. 

Si la gente nos quiere celebrar, nos deberían preguntar cómo nos sentimos acerca de nuestra tierra, qué pensamos sobre la historia de nuestra gente, del genocidio cultural, la degradación de nuestra identidad cultural, la apropiación y la burla de nuestras ceremonias y rituales. 

Y deberían preguntarnos de estos temas porque somos igualmente nosotros. Deberían preguntarnos sobre nuestro conocimiento cultural y los impactos comunales que han sido afectados por la pobreza, falta de vivienda masiva, por todo lo que daña y atormenta a nuestras comunidades. 

Con eso lidiamos cada día. Estamos intentando de superarlo cada día. 

En eso pienso cuando se habla del Día de Acción de Gracias. En mi cultura cada día; no solo en esos meses, pero también sé que los Estados Unidos tiene una manera de aislar las identidades de las personas dentro de un solo un mes. Hay más acerca de nosotros que el Día de Acción de Gracias. 

P: ¿Qué le dice a sus hijos sobre el Día de Acción de Gracias? 

R: En nuestra comunidad hablamos todo el tiempo acerca de cosas porque hasta que no tengamos conversaciones que sean honestas y transparentes y reales en nuestra perspectiva, entonces no podremos sanar. 

Creo que les hacemos daño a los niños si no estamos hablando con ellos honestamente sobre lo que está ocurriendo dentro sus comunidades y más allá de sus comunidades. Porque las personas indígenas, personas tribales en los Estados Unidos, muchos de nosotros todavía vivimos dentro las reservaciones, lo que significa que estamos separados de la biodiversidad de otras culturas y otras comunidades, ya sea social o económicamente. Estamos separados de las personas, no porque nosotros queramos que sea así, sino porque alguien lo hizo así.  

Entonces tenemos que hablar de estos temas con nuestros niños porque cuando ellos se vayan de la reservación, tendrán una experiencia distinta. Y cuando alguien llegue a la reservación, van a tener una experiencia distinta. 

P: ¿Qué piensa acerca de la historia del Día de Acción de Gracias que les enseñan a los niños en las escuelas públicas del país? 

R: Creo que es absolutamente engañosa. Creo que alrededor del mundo, otras personas indígenas quienes han sido sometidas a ese tipo de tradición o leyenda de estas interacciones inocentes; eso no es verdad. Ese es el cuento dicho por quienes sienten que tienen… la autoridad de compartir ese tipo de historia. 

Y nosotros tenemos una historia muy diferente… Los mismos estudiantes y maestros deberían requerir ciertas lecturas. Deberían invitar a personas de las comunidades a hablarles sobre estos temas y hacerles preguntas honestas donde pueden recibir una respuesta honesta y entonces se podrá saber qué está ocurriendo en estas comunidades y cómo nos sentimos acerca de estos particulares días de fiestas. 

P: ¿Cree que esa es la imagen que la historia estadounidense pinta acerca del primer Día de Acción de Gracias? 

R: Absolutamente. Creo que es muy corrupta. Nos presentan como unos dadores sin sentido sin expectativas y sin sentimientos, animalescos y que siempre necesitan ser educados y en necesidad de que nos enseñen cosas y cómo tener ciertos modales. 

No creo que respetaron nuestro idioma, a nuestros familiares, a nuestras madres, nuestra tierra. No respetaron nuestra cultura ni lo que teníamos para ofrecerles. Y se demostró en cada acción que han tomado desde entonces. 

P: ¿Qué les dice a sus hijos acerca del Día de Acción de Gracias? 

R: Sí tenemos 365 días en un año, les digo a mis hijos que estén agradecidos por 364 días del año y en ese Día de Acción de Gracias, que coman pavo y disfruten a su familia porque es posible que estemos haciendo algo fuera de lo que el resto de los Estados Unidos hace en Acción de Gracias.

Eso no necesariamente es protestar acerca de… un día particular, porque ni le doy tanta energía o énfasis. Es solo otro día para mí. Me junto con mi familia, pasamos el tiempo juntos, pero lo que me preocupa es el resto de los otros días. Esos son los días en que quiero estar agradecido, cuando les digo a mis hijos que estén agradecidos. 

No es solo un día de gracias, eso es los Estados Unidos. Son 365 días de gracias, eso es quienes somos. Son días de gratitud indígena para nosotros.