Escuelas intensifican esfuerzos de prevención del suicidio ante nuevo ciclo escolar

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

Adam Gent es maestro de educación física en la Preparatoria Spring Valley en Las Vegas. También dirige Hope Squad, un programa que capacita a los estudiantes para que estén al pendiente de compañeros en situación de riesgo, detecten señales de advertencia de suicidio, y busquen la ayuda de los adultos.

El programa, que se lleva a cabo dos veces al mes y se utiliza en 19 escuelas en todo el estado, comenzó de forma remota en Spring Valley con reuniones de personal y de 70 a 80 estudiantes.

Como respuesta al estrés de los estudiantes debido a los efectos que ha dejado la pandemia en el aprendizaje, varias escuelas en Nevada están dedicando más esfuerzos a sus programas de salud mental.

Un reporte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades muestra que, de febrero a marzo de este año, las visitas a urgencia por intentos de suicidio fueron 50.6 por ciento más altas entre niñas de 12 a 17 años; y un 3.7 por ciento superior entre niños de 12 a 17 años, en comparación con los registros de 2019.

Cifras como esas han llevado a los distritos escolares a invertir y aumentar evaluaciones en medio de una pandemia que, según los funcionarios de prevención del suicidio, llevó las conversaciones sobre salud mental a los salones de clases.

La portavoz del Departamento de Educación de Nevada, Allegra Demerjian, comentó que las escuelas han comenzado a hacer una inversión mucho mayor en detección y otros métodos de intervención.

Pero el Distrito Escolar del Condado Clark, la autoridad educativa más grande del estado, todavía no alcanza las recomendaciones de la Asociación Nacional de Psicólogos Escolares, la cual sugiere que las escuelas tengan un consejero por cada 250 estudiantes y un trabajador social por cada 400.

En 2020, el Condado Clark tenía menos de 670 consejeros y 100 trabajadores sociales atendiendo a más de 320,000 estudiantes; lo que se traduce en un consejero para más de 475 estudiantes y un trabajador social para más de 3,200 alumnos.

Desde 2019, se ha requerido que todos los distritos escolares establezcan un Plan de Prevención del Suicidio, que adopta programas de capacitación del departamento de educación del estado.

De acuerdo con la directora de Servicios de Apoyo en Casos de Crisis de Nevada, Rachelle Pellissier, más énfasis en esos programas — incluyendo cambios como poner el número de la línea directa de suicidio en las credenciales de los estudiantes; que antes solo presentaban el número de la línea de información SafeVoice — son pasos en la dirección correcta.

Pellissier resaltó que había una "correlación definitiva" entre la pandemia y los efectos en la salud mental de las personas. 

"Hemos avanzado mucho en el último año", dijo Pellissier. "Ese es realmente el lado positivo de COVID: Permitirnos tener estas conversaciones con mayor libertad".

La Línea Nacional de Prevención del Suicidio es un número directo para personas en crisis o quienes buscan ayudar a alguien más. Llame al 1-800-273-8255 para hablar con un profesional certificado.