Futuro de DACA se debatió en Corte Suprema mientras Casa Blanca trata de terminar el programa

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en de The Nevada Independent

El destino de unos 13,000 nevadenses y cientos de miles de personas en todo el país pendió de un hilo este martes, cuando la Suprema Corte escuchó argumentos orales acerca de si el presidente Donald Trump podría acabar con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Los días de dicho programa podrían estar contados si cinco magistrados o jueces conservadores, de los nueve que integran la Corte Suprema, respaldan el argumento de que el gobierno tiene la facultad de terminar con DACA, lo que afectaría a 700,000 beneficiarios en todo el país.

Iniciado por el Presidente Barack Obama en agosto de 2012 en virtud de una acción ejecutiva, DACA protege de la deportación a los inmigrantes o DREAMers quienes fueron traídos de niños ilegalmente a los Estados Unidos y les permite trabajar e ir a la escuela.

Durante los argumentos orales, defensores de los derechos de los inmigrantes y quienes los apoyan en el Congreso solicitaron una vez más nuevas leyes para dar seguridad a los inmigrantes, ya que la administración Trump ofreció la posibilidad de trabajar con los Demócratas para permitir que los DREAMers se queden en el país, a pesar de que el mandatario cuestionó la reputación de los beneficiarios del programa. 

“Muchas de las personas en DACA, ya no tan jóvenes, están muy lejos de ser ‘ángeles”, escribió Trump en Twitter. “Algunos son criminales muy duros. El Presidente Obama dijo que no tenía derecho legal para firmar la orden, pero que de todos modos lo haría. ¡Si la Suprema Corte revierte el fallo, haremos un acuerdo con los Demócratas para que ellos se queden aquí!”.

Se espera conocer una decisión acerca del futuro de DACA para junio de 2020, unos meses antes de las elecciones presidenciales.

“Lo que necesitamos es una solución en el Congreso acerca de esto y por eso es tan importante que nuestros senadores y representantes en el Congreso estén al pendiente”, dijo Astrid Silva, una DREAMer quien fundó Dream Big Nevada, un grupo sin fines de lucro en pro de los inmigrantes. Silva agregó que, si bien la corte falló a favor de los DREAMers, “solamente extendería el programa por un corto período de tiempo”. 

En una rueda de prensa organizada por Demócratas después de la sesión de argumentos en la Corte, la Senadora por Nevada Catherine Cortez Masto invitó al presidente a reunirse con ella y con miembros de la comunidad DREAMer.

La Senadora por Nevada Jacky Rosen instó al Senado mayormente Republicano, a retomar una iniciativa de ley para los DREAMers aprobada este marzo en la Cámara de Representantes —de mayoría Demócrata — que daría estatus legal y un camino hacia la ciudadanía a beneficiarios de DACA y el Estatus de Protección Temporal (TPS). 

El Congresista Demócrata por Nevada Steven Horsford dijo en un comunicado que se debe cumplir la promesa que se hizo a los DREAMERS.

El canciller del Sistema de Educación Superior de Nevada Thom Reilly reiteró el apoyo de esa institución hacia los DREAMers y dijo que también se está supervisando el caso.

La cuestión es ver si la Corte puede revisar la decisión que el gobierno tomó en septiembre de 2017 de finalizar el DACA y, de ser así, si la medida para terminar con el programa fue legal.

La administración Trump indicó que las cortes no tenían derecho a opinar. Durante sus argumentos, el Abogado General de los Estados Unidos, Noel Francisco, dijo que la decisión de la Casa Blanca no se podía revisar porque es una medida discrecional, una decisión para hacer cumplir las leyes migratorias de la nación, y por lo tanto estaba en conformidad con la Ley de Procedimientos Administrativos, que estipula cómo el gobierno establece las políticas y regulaciones.

En representación de los beneficiarios de DACA, Ted Olson, quien fue el Abogado General de los Estados Unidos durante la presidencia de George W. Bush, dijo que la medida para poner fin a DACA sí es revisable en la Corte, ya que es un asunto legal en vez de una decisión discrecional de una dependencia gubernamental que sería protegida por la ley.

Olson afirmó que la administración primero se refirió a la ilegalidad del programa como la razón para poner fin al DACA, y por lo tanto no tenía otra decisión discrecional que tomar.

Todos los ojos estarán puestos en qué posición tomará el Presidente de la Corte, el juez John Roberts, si los otros cuatro jueces conservadores llegan a apoyar a la administración Trump.

Roberts podría ser otra vez el voto decisivo, como pasó a principios de este año, cuando representó el voto decisivo para echar por la borda el plan de la Casa Blanca de agregar una pregunta sobre la ciudadanía en el cuestionario del Censo 2020.