Legisladores proponen medidas para combatir la obesidad en Nevada

Un nuevo proyecto de ley en la Legislatura tiene como objetivo prevenir la obesidad, una condición de salud que afecta a aproximadamente un tercio de la población de Nevada.

SB165 fue presentado la semana pasada por el senador estatal demócrata Mo Denis, quien dijo que el objetivo principal del proyecto de ley es definir la obesidad como una enfermedad crónica para que se convierta en una prioridad más alta en la política de salud.

Denis dijo que la medida también crea una oportunidad para recopilar datos con el fin de buscar subvenciones federales que podrían utilizarse para ayudar a reducir la obesidad. El proyecto de ley incluye la medir y dar seguimiento al peso y altura de los estudiantes de 4 º, 7 º y 11 º en Nevada.

Denis explicó que el proyecto de ley no informaría a los niños sobre su peso y altura, ni tampoco sus nombres se recogerían con los datos.

“Esta ley no es para decirle a un niño que está obeso o no. Les están checando varias otras cosas y no les dicen los resultados a los niños y tampoco le nombre porque los datos se necesitan nada más para saber qué es el problema.”

Olivia Díaz, asambleísta demócrata del Distrito 11, que también apoya el proyecto de ley, dijo que la obesidad y las complicaciones asociadas como la enfermedad cardíaca y la diabetes son un problema de salud pública y política que debe abordarse.

Díaz está de acuerdo en que la recopilación de datos es necesaria para que el estado pueda determinar los pasos para combatir la obesidad infantil.

Aurora Buffington, profesora del Departamento de Nutrición y Salud de la Universidad de Nevada, está de acuerdo en que hay un problema serio con la obesidad infantil en Nevada.

“Considero que el ambiente y el estrés de los padres tiene mucho que ver; no tienen el tiempo ni la energía para preparar o comprar alimentos más saludables,” dijo Buffington. “Si llegan cansados y no han preparado nada, ni lo han pensado, es mucho más fácil darle un happy meal a su hijo. Barato, rápido, y el niño está contento.”

Aurora Buffington, profesora del Departamento de Nutrición y Salud de la Universidad de Nevada. 1o. de marzo del 2017. (Foto: Luz Gray.)

Buffington, quien también es una dietista registrada, dijo que al recolectar datos de obesidad es importante medir el índice de masa corporal (IMC) para estar al tanto del progreso que se está haciendo y proporcionar información que puede ayudar a aumentar y canalizar fondos en programas estatales.

Sin embargo, a Buffington le preocupa que mientras SB165 podría crear conciencia acerca de la obesidad, decirle a un niño que tiene una "enfermedad crónica" podría generar un estigma que podría llevar hasta su etapa adulta.

"Preferiría que la ley sólo tome estas medidas sin la necesidad de declarar que es una enfermedad crónica", dijo Buffington. "Desde mi punto de vista, lo más importante es obtener estas cifras sobre la salud pública".

Datos

De acuerdo con The State of Obesity: Better Policies for a Healthier America, un proyecto de Trust for America’s Health y la Robert Wood Johnson Foundation de los 50 estados en la Unión Americana, Nevada ocupa el lugar número 36 en índice de obesidad con una tasa del 26.7 por ciento. En adultos latinos el porcentaje es de 30.5 por ciento.

Más del 39 por ciento de los niños latinos de 2 a 19 años tienen sobrepeso u obesidad, en comparación con casi el 32 por ciento de todos los niños estadounidenses, según lo reporta Salud America.

Datos de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) indican que en Estados Unidos casi un 70% de los adultos tiene sobrepeso u obesidad, mientras que uno de cada tres niños están pasados de peso o son obesos, y menos de uno en cada 10 estudiantes de secundaria recibe la cantidad diaria recomendada de frutas y verduras.

“The 2016 Children’s Report Card,” Que clasificó la obesidad de los estudiantes del 9º al 12º grado según el Índice de Masa Corporal, encontró que el 27.2% de los estudiantes de escuela secundaria de Nevada tienen sobrepeso u obesidad. El reporte colocó a Nevada en el 15º lugar en el país en términos de porcentaje de estudiantes con sobrepeso en un 15 por ciento, y octavo para obesidad infantil en 12.2 por ciento.

The Children's Advocacy Alliance (CAA) una organización sin fines de lucro que ofrece servicios en Las Vegas y Reno, dio a Nevada un "B-" por la perspectiva de la obesidad infantil.

Un grupo está tratando de hacer la diferencia

Combatir y prevenir la obesidad infantil es el centro de atención de varias instituciones que han creado programas diseñados para crear conciencia y proveer información acerca de estilos de vida más saludables para las familias.

Niños juegan en el centro Acelero Learning en Las Vegas. 3 de marzo del 2017. El centro ofrece servicios para familias de bajos recursos.  (Foto: Jeff Scheid/ The Nevada Independent @jeffscheid.)

Tal es el caso de "All 4 Kids,” un programa gratuito para niños y sus familias que lleva ya 10 años funcionando en Las Vegas y que es el resultado de un sondeo realizado por la Extensión Cooperativa de la Universidad de Nevada, en el que se evaluaron las necesidades a nivel de nutrición y desarrollo de la motricidad de los pequeños.

“La evaluación dio como resultado que los niños están, vamos a decir, adoptando hábitos alimenticios que no son saludables,“ dijo Zoraida Caldera, Instructora de la Comunidad para All 4 Kids. “También, cuando los niños entran al kínder, no están preparados en términos de cómo mover su cuerpo.”

Maria Montes  juega con su hija Adilene Ortega en el centro Acelero Learning en Las Vegas. Jueves 3 de marzo del 2017. (Foto:Jeff Scheid/ The Nevada Independent @jeffscheid.)

María Araceli Cruz y María Montes, son dos madres de familia en Nevada con hijos que han participado en All 4 Kids. Dicen que el programa ha significado un cambio gradual pero que ha tenido un efecto significativo para sus niños, quienes ahora pueden decir la diferencia entre comidas saludables y aquellas que no lo son.

All 4 Kids tiene una duración de tres meses, dependiendo del sitio en el que se esté ofreciendo, consta de tres unidades en clases que duran de 30 a 35 minutos, y se imparte a niños en edades de entre tres años y medio, hasta cinco años.

Los niños bailan, aprenden acerca de alimentos con los que no están familiarizados, y reciben materiales de nutrición para que los lleven a casa y los completen con sus familias.

“Considero que mis niños son saludables, pero sí me gusta involucrarlos en todas las cosas que implican ejercicio. A mí me gustaron las clases porque ahí les enseñaron esos conocimientos a los niños,” dijo Cruz. “Les cocino su sopa de verduras, caldito de pollo, y una vez al mes les digo ‘ahora sí les compro su pizza,” señaló la señora Cruz.

Zoraida Caldera, instructora de All 4 Kids, reparte salsa de mango a los niños en el centro Acelero Learning. Jueves 3 de marzo del 2017. (Foto: Jeff Scheid/ The Nevada Independent @jeffscheid.)

Caldera informó que el principal requisito para ser parte de All 4 Kids es que los padres tengan el deseo de asistir y aprender, “que tengan la mente abierta para que adopten los hábitos alimenticios y de ejercicio que el programa les enseña.”

El programa se imparte en escuelas y también realiza un festival anual en septiembre, Mes Nacional de la Obesidad Infantil.

Más planes de acción

Los esfuerzos para prevenir la obesidad y fomentar vidas más saludables en el Estado de Plata son la meta de otras instituciones, incluyendo la Asociación Americana del Corazón (AHA), que cuenta con varios programas y estrategias que promueven la selección y preparación de los alimentos.

Una de esas iniciativas es Teaching Gardens, un programa de jardines saludables dirigido a estudiantes de primaria. Este proyecto es descrito como un “laboratorio de la vida real” donde los pequeños aprenden a sembrar semillas, cosechar alimentos y cocinarlos con el propósito de entender su valor de alimenticio.

Mimi Parkerson, Coordinadora de Teaching Gardens, indicó que en Las Vegas actualmente las primarias participantes son Crestwood, Whitney, Ruben Diaz, y Robert Taylor. Todas son escuelas Title 1, es decir, que reciben subsidios federales y tienen altos números o altos porcentajes de niños provenientes de familias de bajos ingresos.

Teaching Gardens es un programa de la Asociación American del Corazón.

Subsidios y patrocinios hacen posible construir en escuelas primarias estos jardines cuyo costo de implementación tiene asciende hasta 25 mil dólares, de acuerdo con Annarella Jordán, Directora de Iniciativas Multiculturales para AHA.

Jordán se refirió también a “Teens Cook with Heart,” una iniciativa que consta de un total de cinco talleres que solamente se imparten en secundarias que cuentan con el programa de cocina y donde las clases están centradas en comidas saludables.

Cuando se llega al término de los talleres, los colegios participan en una competencia de recetas saludables, mismas que son analizadas y calificadas por jueces que se basan en la información que aplicaron los estudiantes a la hora de preparar los platillos saludables.

El premio para los alumnos del colegio ganador consiste en cocinar su receta para el evento anual de AHA, Flavors of the Heart, así como una pasantía para algún restaurante en Las Vegas.

La Extensión Cooperativa de la Universidad de Nevada, junto con la fundación Chefs for Kids, también lleva a cabo actualmente el programa Pick a Better Snack, que enseña opciones de entremeses saludables a los niños de segundo y tercer grado escolar, de acuerdo con Aurora Buffington.

“Las instructoras que van a los salones también están trabajando con los coordinadores de bienestar de las escuelas para ayudarles a implementar esta política,” dijo Buffington.