Los proyectos de ley ayudarían a conservar servicios de salud preventiva para las mujeres si ACA es derogada

Este artículo fue traducido al español a partir de una versión en inglés. La versión en inglés aparece en la página de The Nevada Independent.

Frente a la posible derogación de la Ley de Cuidado de Salud Asequible, legisladoras demócratas están preparando un esfuerzo múltiple para conservar el acceso a los servicios de prevención para las mujeres en Nevada.

Los legisladores patrocinan proyectos de ley que codifican porciones de la ley federal de salud en los estatutos del estado y refuerzan los servicios de planificación familiar en caso de que se eliminen.

Uno de los proyectos de ley, presentado como SB122 por la Senadora Yvanna Cancela el lunes, crearía un programa de planificación familiar con subvención estatal para otorgar fondos a organizaciones sin fines de lucro y entidades gubernamentales con el fin de proporcionar servicios de planificación familiar, incluyendo la atención prenatal, control de natalidad y pruebas de ETS (enfermedades de transmision sexual). Éste sería administrado por la División de Salud Pública y del Comportamiento.

Cancela dijo que la salud, específicamente la salud de las mujeres, era una de sus dos principales prioridades al entrar en sesión. Cuando se reunió con Planned Parenthood, dijo que sus prioridades se alineaban a presionar para crear este tipo de programa de subvenciones en Nevada.

El programa se basa en un sistema similar establecido por la Legislatura de Minnesota en 1978, que proporciona servicios de planificación familiar a las personas de bajos ingresos y de alto riesgo. Minnesota asignó $6,4 millones en subvenciones para la planificación familiar durante el año fiscal 2016, según el Departamento de Salud del estado.

"La idea es crear algo que sea sostenible a largo plazo", dijo Cancela. "Entonces, lo que este proyecto de ley hace no es crear un programa, sino permitir modificar funcionalmente el estado para solicitar fondos en la planificación familiar y luego volver a subvencionar esas organizaciones o entidades estatales que estén proporcionando dicha atención."

Eso significa que, al menos en un primer momento, los fondos para el programa llegarán por medio de dólares de subvención federal, dijo Cancela, quien espera que un día el programa sea financiado al menos en parte a través de dinero del estado, y agregó que su objetivo es lograr que el programa esté en marcha y funcionando.

"Estoy mucho más interesada en poner esto en los libros y preparar al estado para ofrecer estos servicios a las personas que los necesitan en lugar de luchar por dólares que podrían o no estar allí", dijo Cancela.

Cuando se le preguntó si le preocupaba que los republicanos quitaran financiamiento federal para la planificación familiar, Cancela dijo que es "arcaico" mirar el tema a través de una lente partidista. Pero sí dijo que se preocupa por el futuro de la asistencia sanitaria en la nueva administración, por lo que ella quiere enfocarse en lo que el Estado puede hacer para encargarse de la atención de salud durante el próximo bienio.

"En un mundo sin la Ley de Cuidado de la Salud Asequible, todo nuestro sistema de salud sufre una gran sacudida desde Medicaid hasta las mamografías", dijo Cancela. "Es difícil imaginar cómo continuaremos proporcionando este nivel de atención médica sin la Ley de Cuidado de la Salud Asequible".

Elisa Cafferata, presidente y CEO de Nevada Advocates for Planned Parenthood Affiliates, dijo que el programa de subvención reforzará la red de seguridad para la planificación familiar en Nevada.

Ella señaló un estudio del Instituto Guttmacher demostrando que el 43 por ciento de las “mujeres de Nevada que calificaron para la planificación familiar financiada por el estado en 2001 la recibieron, en comparación con sólo el 10 por ciento en el año 2013, empatados en el último lugar con Texas, en donde se han recortado los fondos para Planned Parenthood.

"Es malo porque Texas lo estaba haciendo a propósito", dijo Cafferata. "Para nosotros simplemente sucedió".

Cafferata dijo que espera que el dinero del estado fluya hacia el programa, en medio de un futuro incierto para algunos de los dólares de subvención federal para la planificación familiar. Dijo que Planned Parenthood está buscando otros proyectos de ley para hablar de una apropiación, pero tenía la esperanza de que el Departamento de Salud y Servicios Humanos pudiera incluso ser capaz de reorganizar los fondos internamente.

Un proyecto de ley independiente, patrocinado por la Senadora Julia Ratti, codificaría algunos de los servicios de prevención para las mujeres cubiertos por la ACA, sobre todo un método anticonceptivo sin copago. Pero también irá más allá de la Ley de Cuidado de la Salud Asequible, como exigir a las aseguradoras cubrir 12 meses de distribución de métodos anticonceptivos.

"En este momento, una mujer joven que consigue su anticonceptivo, solo tiene un suministro de tres meses", dijo Ratti. "Tenemos grandes datos que demuestran que, lamentablemente, algunas personas no llegan a tiempo para conseguir ese mes siguiente. Así que si usted tiene 12 meses de anticonceptivos y reducimos los embarazos no deseados, eso ahorra dinero a todo el sistema".

Caroline Roberson, directora estatal para Nevada de NARAL Pro-Choice America, dijo que la disposición de anticonceptivos durante 12 meses en el proyecto de ley pondría a Nevada a la altura de California, Oregón y Washington.

"Creemos que tiene mucho sentido, para el acceso, la rendición de cuentas", dijo Roberson. "Reducir los embarazos no deseados sinceramente ahorra dinero al estado. Es bueno para el estado y bueno para las mujeres".

La Asambleísta Amber Joiner también está presentando un proyecto de ley que requeriría que las compañías de seguros cubran las condiciones preexistentes. Antes de que se aprobara ACA, a las mujeres se les podía negar la cobertura o tenían que pagan más por su género, y el embarazo se consideraba una condición pre-existente.

Riley Snyder contribuyó a este informe.