Maestro de la Preparatoria Sunrise Mountain gana premio nacional

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en de The Nevada Independent.

Cuando Ben Nguyen llevaba dos años como maestro, conoció a un estudiante que tenía un promedio de calificaciones de 2.5 a quien le gustaba la tecnología, pero que tenía dificultades en matemáticas y no veía una carrera viable después de su graduación.

Nguyen indicó que el alumno le dijo que solo quería encontrar “algo de trabajo” y ver cómo ganar dinero. Ese estudiante, sin embargo, se graduó más tarde con un promedio de 3.1 y ahora está cursando su tercer año de ingeniería mecánica en UNLV.

Esa historia de éxito le recuerda a Nguyen por qué escogió ser maestro.

“¿Qué puedo decir?”, comentó con los ojos llenos de lágrimas. “No se tiene que poner una excusa para cambiar todo el sistema para cambiar vidas. Si en verdad se tiene una buena clase o una buena experiencia después de clases, si se dirige a los estudiantes de la manera correcta, si se cree en ellos, si se mantiene en contacto con ellos, si es consistente con ellos, en el futuro le van a demostrar a uno no solo que estaba mal, sino que realmente le van a dejar impresionado”.

Pero este jueves fueron los estudiantes quienes se quedaron impresionados. 

El maestro de 27 años ganó el prestigioso premio Milken Educator Award, junto con un cheque de $25,000 dólares, y le hicieron una ceremonia sorpresa en Sunrise Mountain High School a la que asistieron el Gobernador Steve Sisolak y el Superintendente del Estado Jhone Ebert.

Durante más de tres décadas, la Fundación de la Familia Milken ha honrado con premios financieros a maestros de alto rendimiento en todo el país.

La fundación espera que el reconocimiento aliente a educadores a seguir en la profesión e inspirar a que los estudiantes sigan carreras en el campo de la docencia. 

Nguyen es uno de los dos educadores de Nevada que recibirán el premio este año. Todavía no se ha dado a conocer a quien se le otorgará el otro.  

Nguyen dijo que para él, la docencia es una forma de agradecer a la nación que hace años aceptó a su familia, formada por refugiados de Vietnam. 

Especialista en antropología, Nguyen primero pensó que iba a estudiar medicina, pero terminó uniéndose a Teach for America, una organización que recluta a graduados universitarios y los ubica en algunas de las escuelas con más retos; luego llegó a Sunrise Mountain, que alguna vez fue considerada la secundaria de menor rendimiento en el estado, tuvo una tasa de graduación del 36 por ciento en 2012, y este año registró una tasa de graduación del 93 por ciento.

Nguyen, quien ya lleva seis años como maestro en Sunrise Mountain, inició el programa de robótica de la escuela, así como los de automatización y tecnología de manufactura.

“La enseñanza es un trabajo del alma”, dijo, “y siento que eso es lo que realmente me impulsa”.

En cuanto a cómo planea pasar su inesperada ganancia de cinco cifras, está por determinarse. Pero es probable que algunos de esos dólares regresen a Sunrise Mountain.

“Mucho de lo que hago cada año con el programa de robótica y los programas extracurriculares, pago por cosas”, dijo. “Salimos a comer. Compro comida para estudiantes. A veces dono un poco aquí o allá a las causas de los estudiantes. A veces, las pruebas AP. Me imagino que será lo mismo”.

The Nevada Independent es una organización de noticias sin fines de lucro 501 (c) 3. Estamos comprometidos con la transparencia y damos a conocer quiénes son todos nuestros donantes. Las siguientes personas o entidades mencionadas en este artículo son partidarios financieros de nuestro trabajo:

Steve Sisolak:  $2,200