Nevada atrae la atención en esfuerzos nacionales para impulsar diversidad entre funcionarios electos

Esta nota fue traducida al español y editada para brevedad y claridad a partir de una versión en inglés.

Desde la primera cámara estatal de mayoría femenina en los EE. UU., hasta la primera senadora latina en el Congreso, la diversidad racial y de género entre funcionarios electos atrajo la atención de líderes electos de otros estados que deseaban aprender cómo el Estado de Plata ayuda a miembros de la comunidad menos favorecidos.

New American Leaders, una organización nacional sin fines de lucro y no partidista centrada en reclutar y capacitar a personas de origen inmigrante para que se postulen a cargos públicos atrajo a líderes de Wisconsin, Texas, Arizona, Florida y California el mes pasado para conocer los esfuerzos en Nevada.

“Nevada es uno de nuestros estados prioritarios”, dijo la Presidenta de New American Leaders, Ghida Dagher, a The Nevada Independent.

La organización ha capacitado a más de 1,000 personas en 10 años, con más de 200 miembros que han sido elegidos o designados para puestos de liderazgo en todo el país.

La diversidad de la Legislatura de Nevada fue noticia en 2018, ya que se convirtió en el primer y único cuerpo legislativo estatal en tener una mayoría femenina. Después de las elecciones del año pasado, las mujeres tienen más del 60 por ciento de los escaños en la Legislatura. El estado también está representado por dos mujeres en el Senado: La Demócrata Catherine Cortez Masto; quien se convirtió en la primera latina en llegar al Senado cuando fue electa en 2016, y Jacky Rosen, quien fue elegida en 2018.

“Lo que estamos haciendo aquí no es solo lograr que la gente sea elegida para un cargo, sino cambiar todo el sistema político al tener personas que se parecen a nosotros como nuevos estadounidenses en esos puestos de poder”, dijo Dagher.

Acerca de convertirse en nuevos líderes

Los nuevos estadounidenses, o las personas que son inmigrantes o que se identifican con la experiencia de los inmigrantes, se han movilizado para dar un paso adelante y convertirse en líderes en sus comunidades tras la agitación política de los años recientes, comentó Dagher.

"Creo que la gente tiene hambre, los nuevos estadounidenses quieren ser electos", agregó. “En todo caso, hay estructuras institucionales y políticas que lo previenen o lo dificultan, y vemos que nuestro trabajo es ayudarlos a comprender cuáles son esos desafíos y ayudarlos a superarlos”.

La Asambleísta de Arizona Melody Hernandez, una Demócrata quien también asistió al evento en Las Vegas, afirmó que su decisión de postularse comenzó con una simple pregunta.

"¿Las personas que están postuladas para el mismo cargo para el que terminé postulándome, me pueden representar en la manera en que quiero ser representada?", dijo. “Para mí, esa respuesta fue 'no'. Decidí dar un paso al frente y ser la representante que me gustaría ver”.

El padre de Hernandez, quien emigró a los Estados Unidos desde México, la inspiró desde muy joven a involucrarse políticamente.

“[Él me dijo] 'Deja el mundo mejor de lo que lo encontraste' y 'si quieres que algo cambie, puedes dar un paso adelante y hacerlo tú misma”, dijo. “Eso permaneció conmigo durante toda mi vida y me encontré siendo llamada a servir de una forma u otra".

Pero Hernandez enfrentó rechazo en la contienda electoral.

“Me dijeron que no era la persona de color adecuada para postularme para un cargo”, dijo. “Me dijeron que era demasiado joven, que mi currículum no era lo suficientemente impresionante. Que tal vez deberíamos intentar darle una oportunidad a un hombre".

Lecciones tomadas de Nevada

La visita a la oficina del Distrito Escolar del Condado Clark destacó por algunos líderes, incluyendo Brian Garcia, de Arizona, presidente de la Junta Escolar de Tempe Union. Cuando era niño, Garcia fue estudiante del idioma inglés (ELL) y principalmente hablaba en español.

Garcia recordó que le dijeron que no era lo suficientemente inteligente como para lograr sus metas, y ahora quiere asegurarse que los estudiantes que aprenden inglés en su distrito reciban un mejor apoyo.

Un programa del distrito escolar del Condado Clark dedicado a ayudar a los nuevos nevadenses y refugiados a adaptarse a la vida en el estado, impulsó a Garcia a pensar en el apoyo que va más allá de las necesidades académicas básicas y toma en cuenta las necesidades sociales y emocionales que puedan tener los estudiantes inmigrantes, o los estudiantes de inglés.

"Reconocer que las familias han tenido traumas, a menudo traumas generacionales, y ¿Cómo se ve eso cuando lo están viviendo en el salón de clases?" dijo García. “Y cómo se ve cuando adaptamos el plan de estudios, para que refleje su experiencia, pero también tenga en cuenta su trauma y su familia, y tenga ese componente para que la familia pueda los pueda apoyar fuera del aula”.