Nevada ocupa el lugar 47 a nivel nacional en áreas de bienestar infantil

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad en una versión en inglés que aparece en The Nevada Independent.

Aunque ha habido algunas mejoras, Nevada sigue entre los cinco últimos lugares a nivel nacional en áreas relacionadas con el bienestar infantil, como situaciones de pobreza, salud y aprovechamiento académico, entre otras.

La Fundación Annie E. Casey ubica a Nevada en el lugar 47 en general a nivel nacional en cuanto al bienestar de los niños; el mismo rango en que la fundación ubicó a Nevada el año pasado.

“Nevada ha mejorado ligeramente en algunas áreas, pero sigue mal calificado bienestar económico, educación, familia y comunidad, y salud”, señaló en un comunicado la Alianza de Nevada por la Defensa de los Niños.

Según el informe casi uno de cada cinco niños en Nevada vive en la pobreza, y el estado ocupa el lugar 47 en educación, el 46 en salud, el 42 en familia y comunidad, y el 41 en bienestar económico.

Pero también se observaron mejoras en casi todas las áreas comparado con los datos recabados durante el primer año (2010).

De acuerdo con el Libro de Datos más reciente de KIDS COUNT [“Los Niños Cuentan”] publicado este lunes, el número de niños cuyos padres carecen de empleo se redujo 9 por ciento, la cantidad de niños que cuentan con seguro médico aumentó en 10 por ciento, y la cifra de adolescentes embarazadas disminuyó a 22 nacimientos por cada 1,000 jóvenes en 2017 en comparación con 39 por cada 1,000 en 2010.

La mejora más importante en cuanto a las medidas de éxito en la educación se dio en las tasas de graduación a nivel high school o preparatoria. La cantidad de estudiantes que no lograron graduarse se redujo a la mitad; de 38 por ciento en 2010, a 19 por ciento en 2017.

Otras áreas en las que el estado aún batalla son las tasas de natalidad, matemáticas, y lectura; y el número de niños en hogares con un solo padre o madre, todas por debajo de la media nacional.

Algunos de los números de Nevada podrían cambiar con el censo 2020. Nevada puede dejar fuera del conteo hasta 68,000 niños debido a los retos para contar personas en comunidades más pobres, y por la posible inclusión de una pregunta sobre la ciudadanía que podría disuadir la participación de inmigrantes.

Programas como Head Start tal vez no puedan asignar correctamente fondos estatales de acuerdo a la cantidad de niños en Nevada; lo que agravaría aún más la escasez actual de servicios.

En 2015, Nevada recibió más de $1 mil millones de dólares para Medicaid, SNAP, Head Start y otros programas financiados con fondos federales.

Los problemas señalados en el informe afectan a ciertos grupos raciales y étnicos más que a otros. El 41 por ciento de los niños afroamericanos viven en la pobreza, en comparación con el 22 por ciento de los niños hispanos y 9 por ciento de los niños anglos.

Los niños afro-americanos tienen casi tres veces más probabilidades de ser castigados y expulsados ​​de la escuela que el promedio estatal.

“Los datos de KIDS COUNT muestran que si bien estamos avanzando el progreso es lento y estamos dejando demasiados niños atrás”, dijo Denise Tanata, Directora Ejecutivo de la Alianza para la Defensa de los Niños. “Es hora de que veamos en serio lo que necesitan nuestros hijos e identifiquemos los recursos para que esto suceda. Tenemos tres décadas de datos que muestran que lo que hemos hecho en el pasado no es suficiente. No podemos permitirnos decepcionar a otra generación de Nevada”.