Nevadense se declaró culpable de votar más de una vez en las elecciones de 2020

Esta nota fue traducida al español y editada para brevedad a partir de una versión en inglés.

Un habitante del Condado Clark a quienes Republicanos locales y nacionales presentaron por tener evidencia de fraude electoral en las elecciones de 2020, se declaró culpable de votar más de una vez durante la misma elección luego de haber usado la boleta de su difunta esposa para votar por segunda vez.

Se trata de Donald Kirk Hartle, quien fue citado públicamente por el Partido Republicano de Nevada en noviembre pasado como evidencia de irregularidades en la votación que afectaron los resultados de las elecciones de 2020.

Hartle, de 55 años, afirmó saber que alguien había votado en las elecciones de 2020 a nombre de su esposa Rosemarie Hartle, quien murió en 2017. "Para ser honesto, para mí eso es bastante indignante", dijo Hartle al Canal KLAS 8 días después de las elecciones.

Once meses después, la oficina del fiscal general del estado lo acusó formalmente de emitir ese voto. Este martes, Hartle admitió su culpabilidad ante el Tribunal de Distrito del Condado Clark. 

La jueza del Tribunal de Distrito Carli Kierny, quien aceptó la declaración, describió las acciones de Hartle como un "truco político barato" que resultó contraproducente y demostró que "nuestro sistema de votación realmente funciona".

En un correo electrónico a The Nevada Independent, el Fiscal General Aaron Ford se refirió a sus esfuerzos para reformar el sistema de justicia penal como razón para aceptar una declaración condicional que permitirá que Hartle reciba un castigo reducido.

“... Como resultado de esta declaración de culpabilidad, los nevadenses no deberían tener ninguna duda de que nuestras elecciones son seguras y el sistema funciona como debería", dijo Ford.

Los cargos contra Hartle se presentaron tras una investigación de la oficina de la Secretaria del Estado Barbara Cegavske.

A principios de este año, la oficina de Cegavske revisó la supuesta evidencia de irregularidades del Partido Republicano de Nevada en las elecciones de 2020 y no encontró evidencia de que existiera fraude generalizado. La revisión encontró que 10 personas que votaron por correo en realidad habían fallecido, y esas 10 personas fueron remitidas para una investigación por parte de la policía.

Hartle es el director financiero y tesorero de la familia de empresas Ahern, según su página de LinkedIn. El propietario de la empresa, Don Ahern, es uno de los principales partidarios del ex Presidente Donald Trump, y dicha compañía organizó una conferencia no vinculada al grupo de conspiración de extrema derecha QAnon en octubre en el Hotel Ahern en Las Vegas.

El Partido Republicano de Nevada no ha comentado sobre el caso desde que publicó en Twitter sobre la situación de Hartle el año pasado como evidencia de "irregularidades en la votación".