Pandemia aceleró esfuerzos de concientización sobre el VIH en la comunidad latina

Esta nota fue traducida al español y editada para brevedad y claridad a partir de una versión en inglés.

Cuando surgió la pandemia por COVID-19, los esfuerzos para dar atención a otros tipos de virus se volvieron más complicados.

La Coalición para la Concientización sobre el VIH del Sur de Nevada (Southern Nevada HIV Awareness Coalition) y sus colaboradores interrumpieron algunas actividades de divulgación, cancelaron eventos y trasladaron sus juntas de apoyo a Zoom; pero el Distrito de Salud del Sur de Nevada (SNHD) lanzó una línea telefónica en español para acercar a las personas a los servicios que necesitaban.

Lo anterior fue un paso para romper con las barreras de la información — que se agravaron más debido a los cierres por COVID — afectando a la comunidad latina y previniendo la propagación del VIH o virus de inmunodeficiencia humana, que ataca el sistema inmunitario del cuerpo y puede causar SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).

"Creo que el COVID realmente les ha enseñado a las personas a cómo ser más flexibles y adaptables, y realmente pensar distinto cuando se trata de prevención, porque el VIH no desapareció solo por el COVID", dijo Chris Reynolds, presidente de la coalición.

El distrito de salud y la coalición han seguido tratando de reforzar la concientización sobre el VIH entre los hispanos, un grupo afectado de manera desproporcionada.

De los 372 nuevos diagnósticos de VIH en el estado el año pasado, 325 ocurrieron en el Condado Clark. Treinta y dos por ciento de las personas recién diagnosticadas en 2020 se identificaron como hispanas, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nevada.

Debido a que el 30 por ciento de la población del Condado Clark es hispana/latina, el distrito de salud ha hecho un llamado para que haya personal bilingüe y recursos en español.

“… Nos deberíamos asegurar de tener personas que hablen el idioma y comprendan la cultura ... Y que comprendan que hay muchos hombres dentro de la cultura latina que todavía creen que el VIH es solo una enfermedad de homosexuales”, dijo Reynolds. “Puede que estén aquí haciendo lo que sea, cualquier comportamiento, pero es con esa etiqueta con la que nos identifican”.

Defensores dicen que algunos latinos pueden dudar a la hora de buscar tratamiento debido al estigma, miedo, y falta de conocimiento acerca de dónde buscar cuidados; además de preocupaciones sobre seguro médico, pago de consultas, o estatus migratorio.

Los hombres hispanos/latinos homosexuales y bisexuales representaron el 87 por ciento de nuevos diagnósticos de VIH entre personas hispanas/latinas en 2019, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

“Realmente no hablamos de temas de salud sexual o de hacernos la prueba”, dijo Reyna Herrera, especialista en investigación e intervención de enfermedades en el distrito de salud. “La cultura latina está muy arraigada en el machismo. La gente no quiere hablar de sexo en general y mucho menos cuando se trata de relaciones entre personas del mismo sexo”.

La intervención temprana es clave tanto para quienes viven con el VIH, como para sus parejas, porque el tratamiento puede suprimir el virus hasta que sea indetectable, lo que elimina efectivamente el riesgo de transmisión a través del sexo, según los CDC.

El año pasado en el Condado Clark, el 33 por ciento de los nuevos diagnósticos de VIH en etapa 3 — la fase más grave que se considera del SIDA — se produjeron entre hispanos. Esa es la segunda tasa más alta (4.6 por 100,000 habitantes), solo detrás de los afroamericanos, cuya tasa fue de 13.9.

“Si hay una persona joven y es diagnosticada, recién diagnosticada con el VIH, sigue el tratamiento, continúa con el tratamiento y va al médico, tendrá una esperanza de vida normal”, dijo Reynolds. "La gente todavía muere a causa del VIH, pero ya no es una sentencia de muerte".

Aunque los datos de 2020 muestran una ligera disminución de casos nuevos comparado con 2019, la pandemia no impidió que las personas participaran en actividades de alto riesgo y el número de casos nuevos se mantuvo "constante", dijo Herrera. Las restricciones de la pandemia solo agregaron un reto para el distrito de salud.

Mientras tanto, la pandemia trajo nuevos desafíos y un dolor conocido para quienes ya viven con el VIH, dijo Reynolds.

“Para quienes vivimos con el VIH, esta no es nuestra primera pandemia. Así es como lo vemos. COVID ha sacado a relucir algunas cosas diferentes en las que mucha gente no piensa”, dijo. “Para quienes han estado lidiando con el VIH durante mucho tiempo, el COVID casi les ha causado PTSD [trastorno de estrés postraumático], porque en los primeros días del VIH, a las personas no se les permitía estar cerca de otras personas, o estaban en cuarentena, o nadie quería tocarlas".

El 15 de octubre fue el Día Nacional de Concientización sobre el SIDA para los latinos, pero el evento que tenía programado la Coalición para la Concientización sobre el VIH del Sur de Nevada, donde las pruebas, recursos e información sobre las opciones de tratamiento estarían disponibles en español, se canceló para una fecha posterior debido a problemas logísticos.

El SNHD proporciona servicios de VIH/SIDA que incluyen pruebas, manejo de casos, esfuerzos de acercamiento con la comunidad, pruebas y tratamiento de enfermedades de transmisión sexual.