¿Qué es el evento Fritura Vasca organizado por el fiscal general de Nevada y por qué es tan relevante?

Este artículo fue traducido al español y editado para mayor claridad a partir de una versión en inglés, que aparece en la página de The Nevada Independent.

El principal funcionario electo de origen vasco en Nevada, el fiscal general Adam Laxalt, ofrecerá su tercera Fritura Vasca anual, un festejo que convoca a los políticos conservadores más conocidos del país en un rancho en Gardnerville, que está a una hora al sur de Reno.

El evento se asemeja a la Fritura Vasca de cordero que el abuelo del fiscal, Paul Laxalt, quien fue gobernador de Nevada y senador de Estados Unidos, realizó a lo largo de su carrera tanto en Nevada como en Washington D.C.

Aunque rápidamente se ha convertido en uno de los eventos a los que todos los conservadores del país quieren asistir — los aspirantes republicanos a la presidencia, Ted Cruz, Scott Walker y Ben Carson asistieron en 2015 — también es un evento sin duda de origen vasco que refleja tanto la cultura de Laxalt, como el legado vasco en el estado.

El platillo central del evento es una especialidad vasca, criadillas fritas de cordero: testículos de cordero en rebanadas que van empanizadas y fritas. Laxalt dijo a Reno Gazette-Journal que su abuelo servía las criadillas en estofado pero que a él le gustan más fritas. (Puede ver la receta de criadillas fritas aquí).

Los asistentes también tendrán la oportunidad de probar otros platillos clásicos del País Vasco, desde estofado de cordero hasta chorizo, en el evento al que se darán cita 3,000 personas la mañana de este sábado en el Corley Ranch.

Con el evento de Barbacoa Vasca de Laxalt, The Nevada Independent le ofrece una guía básica de la cultura Vasca.

El Viejo Mundo

La región conocida como el País Vasco abarca desde la Bahía de Vizcaya ubicada en los montes al oeste de los Pirineos, justo en la frontera de Francia con España. Los vascos en ambos lados de la frontera comparten ancestros en común, el idioma y la cultura.

El origen exacto de los vascos — cuya lengua materna, el Euskara, no tiene ninguna similitud con los idiomas latinos de Europa — permaneció sin darse a conocer durante mucho tiempo. Pero un estudio reciente sugiere que los vascos descendieron de un grupo de primeros granjeros ibéricos, quienes se mezclaron con cazadores de la localidad y luego se aislaron en la región montañosa.

Hoy en dia, la región vasca está gobernada por tres unidades administrativas distintas: La Comunidad Autónoma del País Vasco y Navarra en España, el arrondissement de Bayonne y el cantón de Mauléon-Licharre y Tardets-Sorholus en el departmento de los Pirineos Atlánticos en Francia. También hay alrededor de 2.2 millones de personas viviendo en la Comunidad Autónoma Vasca, 640,000 en Navarra y poco menos de 300,000 en el Pais Vasco Francés.

San Ignacio de Loyola, quien fundó la orden de los jesuitas en el siglo XV, fue un sacerdote y teólogo vasco-español. Berengaria de Navarra, Reina de Inglaterra y esposa del Rey Ricardo l, también era de origen vasco.

Emigrando a América

El núcleo de la dispersión vasca ocurrió a finales del siglo XlX y principios del siglo XX, cuando la crisis económica presionó a los niños a salir de casa en busca de mejores oportunidades en los Estados Unidos, Chile, Argentina y Australia.

Los vascos en los Estados Unidos se asentaron mayormente en el norte de Nevada, Idaho, Wyoming y partes de California, donde su principal actividad económica fue la cría de ovejas. En Nevada, los vascos pasaron meses con sus ovejas rondando las tierras silvestres de Great Basin antes de retornar a las pensiones vascas.

Pete Goicoechea, senador estatal republicano y vasco de segunda generación, desciende de uno de estos primeros pastores de ovejas. Su abuelo, cuyo nombre también fue Pete Goicoechea, trabajó en un bote pesquero en un pueblo costero en la Bahía de Vizcaya hasta que emigró a los Estados Unidos a principios del siglo XX.  

Goicoechea cuenta que cuando su abuelo arribó a Ellis Island, le colocaron un etiqueta en el abrigo que decía “Elko, Nevada” y lo subieron a un tren. El señor no hablaba ni una palabra de inglés, no sabía leer ni escribir pero todo lo resolvía mentalmente. (“Si estabas hablando de una moneda de cinco centavos, él te podría engañar por tres centavos,” dijo Goicoechea).

“La vida fue dura para ellos. Muchos pasaron el primer año en una carpa con sus ovejas antes de tener dinero suficiente”, dijo Goicoechea. “No existía (el Buró de Administración de Tierras), no había ningún tipo de regulación. Había un grupo de ellos, los hermanos Goicoechea y sus familias, ellos vivían con esas ovejas en algún lugar al sur de Duckwater, cerca de Tonopah en el invierno y en la frontera con Idaho durante el verano”.

Durante un tiempo en Gold Creek, el abuelo de Goicoechea produjo moonshine, una especie de whiskey casero en la época de la prohibición de bebidas alcohólicas, hasta que finalmente se estableció y compró un rancho en 1937 y empezó a criar ganado vacuno.  “Las ovejas pueden ser un poco más delicadas, pero tienen personalidad,” dijo Goicoechea. “Si puedes criar ovejas, puedes criar muchas vacas”.

Los pastores vascos también trabajaron en Los Ángeles, el Valle de San Fernando y en el Inland Empire en California

Había 59,586 descendientes de vascos viviendo en los Estados Unidos en el 2010, incluyendo 5,390 en Nevada, 7,264 en Idaho y 20,608 en California. Los vascos son una población clave en Idaho, particularmente en Boise, y el estado ha tenido un número importante de funcionarios públicos de origen vasco.

Vascos en Nevada

Fue en Reno donde un grupo de vasco-americanos se conocieron en 1973 para organizar una federación nacional de clubes vascos, que hoy se conoce como las Organizaciones Vasco-Americanas. Actualmente tienen más de 30 clubes de miembros, incluyendo ocho en Nevada desde Battle Mountain hasta Winnemucca.

Uno de los eventos más característicos de la organización, el Udaleku, es un campamento anual de dos semanas de música y cultura para niños de 10 a 15 años, en el cual ofrecen clases de danza, un instrumento con una especie de pipas llamado txistu, clases del idioma y cocina vasca. El próximo campamento se realizará en Reno en 2018.

Grupos de danza — como los Elko Basque Club Dancers llamados los Arinak Dancers y uno de sus vástagos, Ardi Beltza, que significa “oveja negra” — ayudan a mantener viva la cultura vasca en Nevada. El primer festival de la canción vasca tuvo lugar en Gardnerville y ahora cambia anualmente de sede entre esa ciudad de Nevada y Rocklin, California.

También hay una cantidad de festivales anuales vascos en Nevada, incluyendo el Winnemucca Basque Festival y el National Elko Basque Festival.

La Fritura Vasca y la Comida Vasca

Aunque un puñado de funcionarios vascos de elección popular han ocupado cargos en Nevada a través de los años, quizás el más reconocido es Paul Laxalt. El ex senador y gobernador era famoso por organizar la cena anual conocida como la “Basque Lamb Fry” (o fritura vasca) en Washington, a la que con frecuencia asistía el Presidente Ronald Reagan.

Un artículo publicado en el Washington Post en 1986 en tono de broma señaló que la mala imagen de Reagan se debía a que no fue a una de las cenas y se perdió su dosis anual de criadillas de cordero. (“Los conocedores machos de las criadillas de cordero creen que quienes las comen pueden hacer lo que sea”, según el artículo).

Pero los residentes de Nevada no solo pueden satisfacer el gusto por la cocina vasca en la Fritura Vasca, también pueden probar platillos como el marmitako (estofado de atún con papas), el bacalao al pil pil (bacalao con ajo y aceite de oliva) y el pastel vasco. El estado es el hogar de un buen número de restaurantes vascos desde el J.T. Basque Restaurant en Gardnerville hasta el Villa Basque Cafe en Carson City.

Y luego está la famosa— o  infame — bebida vasco-americana, el Ponche Picón. El cóctel típicamente se prepara con Amer Picón (un aperitivo francés de sabor amargo hecho con hierbas y cáscara quemada de naranja), granadina, agua mineral y brandy. Goicoechea considera que el Picón es “fatal”, resaltando que tardó años en recuperarse después de haber tomado más de una docena de estos tragos en vasos rojos marca Solo durante una cena para conmemorar el Día de Lincoln en Winnemucca.

“Hay un viejo dicho vasco que dice que los Picones son como los senos de una mujer — uno no es suficiente y tres son demasiada felicidad”, dijo Goicoechea. “Si bebes Picones, dos es la cantidad correcta. Yo he disfrutado demasiados, y eso es bastante doloroso”.