¿Qué tan importante es que los maestros conozcan la Constitución de los Estados Unidos?

Este artículo fue traducido al español a partir de una versión en inglés. La versión en inglés aparece en la página de The Nevada Independent.

¿Qué tan importante es que un profesor sepa en qué consiste la tercera enmienda? ¿O quién eligió a los delegados que enmarcaron la Constitución de Nevada? ¿O qué caso de ley garantiza el proceso legal adecuado para publicar el período de prueba o profesores titulares?

Un comité del Senado debatió el martes 7 de febrero la importancia de dicho conocimiento para los profesores de Nevada en su discusión de la propuesta SB20, que eliminaría el requisito de que los profesores del estado aprueben los exámenes demostrando su conocimiento de la Constitución de los Estados Unidos, la Constitución de Nevada y las leyes escolares de Nevada para trabajar en el estado.

Algunos senadores en el Comité Senatorial de Educación, incluyendo el senador republicano Scott Hammond, expresaron su preocupación indicando que conocer las leyes escolares en Nevada puede ser beneficioso para los profesores y que eliminar esta exigencia puede significar que los maestros no tendrán ese conocimiento a mano al tomar las decisiones del día a día en el aula. Pero los defensores del proyecto de ley, liderados por el Distrito Escolar del Condado de Clark, argumentaron que eliminar  los requisitos del examen facilitaría el proceso de otorgamiento de licencias para los profesores y reforzaría los esfuerzos de reclutamiento en el estado.

El Superintendente Asociado Interino Nicole Rourke, quien lidera grupos de cabildeo en nombre del distrito, hizo hincapié en que los profesores requeridos para enseñar esas materias todavía tendrán que hacer un examen de conocimientos específicos para esa área de contenido.

Sin embargo, dijo que el requisito de pruebas está imponiendo cargas indebidas en los profesores que no van a enseñar sobre ese tema, al igual que los profesores de segundo grado y álgebra. El requisito se aplica también a otros funcionarios escolares con licencia como psicólogos escolares y trabajadores sociales.

Dena Durish, superintendente adjunta del Departamento de Educación de Nevada, dijo que actualmente hay más de 11,000 licencias en el estado que aún tienen que aprobar los exámenes, incluyendo 4,800 que tienen licencias académicas.

Dos profesores de CCSD testificaron en la audiencia diciendo que las pruebas estaban distrayéndolos de cumplir con otros requisitos de la licencia o incluso hacer su trabajo. Jodi Carter, una profesora de educación especial en Greenspun Junior High School, dijo que el requisito le  estaba quitando tiempo de su capacidad para lograr una maestría.

"Lamentablemente, estas clases tienen prioridad sobre impulsar mi educación con un título de maestría que mejoraría mis clases y beneficiaría a mis estudiantes", dijo Carter.

Andre Yates, director de gestión del capital humano para el distrito, señaló la dificultad financiera que los exámenes pueden causar a los profesores, los cuales cuestan $100 al tomarlos por separado o $60 al tomarlos al mismo tiempo. Además, la lista de los siete requisitos que los profesores deben completar aquí puede parecer desalentadora en comparación con lo que otros estados requieren, lo que inhibe la capacidad de Nevada para competir a nivel nacional por profesores, dijo.

Yates dijo que, en promedio, alrededor del 70 por ciento de los profesores de Nevada provienen de fuera del Estado de Plata, ya que el estado es incapaz de satisfacer la demanda por profesores con la programación actual de sus instituciones públicas y privadas.

"Queremos asegurarnos de ser competitivos, así que revisamos los requisitos", dijo Yates, añadiendo que el distrito consideró que estos requerimientos particulares "no aportan ningún valor a las clases y no tienen ningún impacto en el logro de los estudiantes".

El ejecutivo de la Asociación por la Educación del Condado de Clark, John Vellardita hizo eco al distrito diciendo que la aprobación del proyecto fue otro "paso en la dirección correcta" hacia la flexibilización del proceso de contratación.

"Creo que la señora Carter le dio al clavo cuando entregó su testimonio. Estamos compitiendo por el tiempo de estos educadores", dijo Vellardita.

David Carter, quien recientemente fue elegido como miembro de la Junta de Educación del estado de Nevada, testificó en contra de la ley, diciendo que entiende la necesidad de contratar a profesores, pero que le preocupaba que la eliminación del requisito del examen significaría que el Estado estaría bajando sus estándares para los profesores al tratar de mejorar su posicionamiento en la educación.

El Senador Republicano Don Gustavson abogó por aliviar la carga de los requisitos para los profesores que se desplazan desde fuera del estado, diciendo que él ha hablado con los maestros que han tratado de conseguir trabajo en Nevada, pero que se consideran que el proceso es bastante pesado. Al mismo tiempo, dijo que creía que una "comprensión básica de esas mismas leyes... es ventajoso para salvaguardar su propio bienestar".

La Senadora Demócrata Pat Spearman dijo que estaba preocupada por el impacto de los requisitos en los profesores que son cónyuges de militares y se enfrentan a la carga de aprobar la licencia en el estado. También dijo en broma que "si bien es importante conocer la Constitución de Nevada para los profesores" no estaba segura "que todos los legisladores fueran conscientes de lo que eso conlleva".

Hammond, quien enseñó la clase de la Constitución de Nevada en UNLV durante varios años, dijo que los profesores pueden no recordar la prueba a la perfección, pero que puede ayudarlos en el aula. Preguntó que si el legislador elimina el requisito del examen como una carga económica para los profesores, o que si encuentra otra manera de garantizar que el conocimiento sea transmitido a los profesores.

"Entiendo el punto. -¿Va a ayudar a que mis alumnos obtengan logros o mayores logros?- Puedo entender ese punto", dijo Hammond. "Estoy preocupado por la parte de la ley de Nevada en sí misma".

En respuesta a estas preocupaciones, Durish dijo que el conocimiento probado en la parte de derecho del exámen no es necesariamente algo sobre lo cual los educadores reflexionen en el aula.

"No sé en qué podrían pensar sobre las preguntas que estaban en esta prueba para conllevar a la toma de decisiones", dijo Durish.

En términos más generales, Hammond dijo que el estado tiene que "empezar a pensar fuera del esquema" para ayudar a los profesores a completar algunos de sus requisitos durante las horas de clase en lugar de tener que hacerlo en su propio tiempo.

"¿Si realmente estamos tratando de deshacernos de estos obstáculos y encontramos maneras de aumentar nuestra cartera de profesores NO deberíamos ir más allá de estas pequeñas cosas, como deshacerse de una prueba?" dijo Hammond.