Se convierten en ciudadanos de EU 125 inmigrantes, justo a tiempo para celebrar el Día de la Independencia

Han vivido en este país por muchos años, pero este 4 de julio celebrarán las fiestas de Independencia de una forma diferente: Lo harán como nuevos ciudadanos de Los Estados Unidos. Inmigrantes de diferentes países comparten sus experiencias durante su proceso de naturalización, así como lo que significa para ellos esta nueva etapa en sus vidas.

125 personas representando a 40 países se dieron cita en Las Vegas City Hall la mañana del jueves 29 de junio. Los unía el mismo fin: Su ceremonia de ciudadanía. Con pequeñas banderas estadounidenses en sus manos, esperaban el inicio oficial del momento con el que tanto habían soñado.

“Es la culminación de un viaje muy largo”, dijo a manera de bienvenida el director de comunicaciones de La Ciudad de Las Vegas, David Riggleman. En las siguientes dos horas se procedió con un protocolo que incluyó la Presentación de Colores a cargo de la Guardia de Honor del Departamento de Bomberos de Las Vegas Local 1285, entonación del Himno Nacional de Los Estados Unidos, y Juramento de Lealtad.

“Lo logré”

Pero llegar hasta esos momentos no fue fácil para Emilia Montaño, quien tiene 74 años de edad y radica en Las Vegas. Originaria de Oaxaca, México, llegó a California en 1985 acompañada por otros miembros de su familia para asistir a la boda de uno de sus hijos.

“Mi papá ya se encontraba aquí porque estaba trabajando como parte del programa Bracero”, dijo Emilia Pablo, hija de Montaño. Debido a que ya no le es fácil recordar las cosas, no habla inglés y utiliza más el idioma zapoteco que el español, la señora no pasó su examen de ciudadanía la primera vez, pero no se dio por vencida.

Emilia Montaño sonríe mientras recibe su certificado de naturalización durante ceremonia de ciudadanía en Las Vegas City Hall.  Jueves 29 de junio del 2017. (Foto: Jeff Scheid/The Nevada Independent).

Sus hijos la inscribieron en clases de ciudadanía impartidos por Hermandad Mexicana Trasnacional, donde al ver a personas de su edad y otras nacionalidades, Emilia se animó a estudiar. Llegó el día de su segunda entrevista y pasó su examen.

Montaño se esforzó además en aprenderse de memoria y en inglés, el Oath of Allegiance para decirlo en su ceremonia de ciudadanía. Sus nietos le enseñaron la pronunciación palabra por palabra.

“Ya gané”, dijo Montaño al ser entrevistada al finalizar la ceremonia. “Estudié mucho en la noche y en la mañana. Ya voy a poder ir y venir de mi pueblo”. Su hija comentó además que la señora estaba muy emocionada porque ahora ya iba a poder votar.

Para Gloria Magno haberse hecho ciudadana estadounidense significa un privilegio y una tranquilidad. “Lo primero que quiero hacer saliendo de aquí es caminar libremente”, dijo con una gran sonrisa dibujada en su rostro.

Entrevistada al finalizar la ceremonia, Magno señaló que salió de su natal American Samoa hace 33 años y llegó a Los Estados Unidos porque es un país que brinda oportunidades y un gran futuro.  Aunque vivió en Filipinas por algún tiempo, decidió retirarse en Las Vegas, donde compró su casa propia.

Gloria Magno, a la derecha, sonríe minutos después de haberse convertido en ciudadana de Los Estados Unidos durante ceremonia en Las Vegas City Hall.  Jueves 29 de junio del 2017. (Foto: Jeff Scheid/The Nevada Independent).

Magno dijo que lo más difícil de su proceso de naturalización, además del examen de educación cívica, fue la espera, ya que pasaron 11 meses hasta que recibiera por correo el aviso con la fecha de su entrevista.

Yolanda Brenes también esperó casi un año para que llegara el día de naturalizarse como ciudadana de Los Estados Unidos. A pesar de que su proceso le pareció largo, dijo que en general no había sido complicado.

Brenes dijo que sus padres la trajeron de su natal México cuando tenía 12 años de edad y lamentó que hubieran tenido que dejar todo debido a las malas condiciones en su país. Agregó que su decisión de naturalizarse se debió a los cambios políticos del presidente Trump.

“A pesar de haber sido residente permanente durante tantos años, me hice ciudadana no por el temor de que me fueran a sacar del país, más bien pensé que en cierta manera no éramos tratados igual”, dijo.

Brenes comentó que estaba muy emocionada por haber cerrado un ciclo y que una de sus primeras metas como nueva ciudadana es que tramitar su pasaporte estadounidense.

Yolanda Brenes sostiene su certificado de ciudadanía minutos después de ceremonia en Las Vegas City Hall.  Jueves 29 de junio del 2017. (Foto: Luz Gray).

Brenes, quien trabaja en una agencia sin fines de lucro, indicó que Los Estados Unidos le ha dado más oportunidades que donde nació, por lo que se siente orgullosa de ser parte de este país.

Durante la ceremonia también hubo otra persona que compartió ante el público sus orígenes inmigrantes: Stavros Anthony, concejal de la Ciudad de Las Vegas.

Anthony señaló que sus padres llegaron a Los Estados Unidos procedentes de Chipre para dar mejores oportunidades a sus hijos, pues se dedicaban a trabajos de granja y vivían en la pobreza. Con el paso de los años el padre de Anthony fue progresando y de haber empezado como lavaplatos en un restaurante de Detroit, terminó convirtiéndose en Chef Ejecutivo.

“De eso se trata este país. Yo terminé como Oficial de Policía en Metro, lo que siempre quise ser”, dijo Anthony. “Luego fui elegido como Concejal. Esto no hubiera pasado si mis padres se hubieran quedado en Chipre. Aquí pueden convertirse en lo que deseen. Pueden ser Elvis, pueden trabajar en París o abrir sus negocios. Queremos que sean buenos ciudadanos para hacer mejor a nuestra comunidad”.

Lloyd D. George conduce discurso de orden de admisión durante ceremonia en Las Vegas City Hall.  Jueves 29 de junio del 2017. (Foto: Jeff Scheid/The Nevada Independent).

Durante su discurso de admisión a la ciudadanía, El Juez Lloyd D. George, de la Corte de Distrito de Los Estados Unidos- Nevada, invitó a los nuevos estadounidenses a que buscaran formas de hacer trabajo voluntario.

“Reflejen su sonrisa en alguien más y les garantizo que verán repetida esa sonrisa muchas veces, por todo el tiempo que ustedes sean ciudadanos americanos”, señaló.

Imagen principal:  Nuevos ciudadanos de Los Estados Unidos ondean las banderas del país durante ceremonia de naturalización en  Las Vegas City Hall. Jueves 29 de junio del 2017.  (Foto: Jeff Scheid/The Nevada Independent).