Tasa de desempleo de Nevada disminuyó en 15 por ciento hasta junio, pero podría haber retrocesos

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que fue publicada en The Nevada Independent.

La tasa de desempleo de Nevada se desplomó en más de 10 puntos porcentuales de mayo a junio, y el estado recuperó casi 73,000 empleos en el sector del esparcimiento y la hospitalidad en el primer mes en que se permitió la reapertura de los casinos.

El Departamento de Empleo, Capacitación y Rehabilitación de Nevada (DETR) informó el miércoles que la tasa de desempleo del estado en junio fue del 15 por ciento, por debajo del 25.3 en mayo y un máximo histórico de 28.2 en abril. Pero los funcionarios también insinuaron posibles oleadas posteriores de malas noticias, ya que los casos COVID-19 y las hospitalizaciones han aumentado significativamente desde principios de junio y se han restablecido algunas restricciones — incluyendo en los bares — se han puesto en marcha otra vez.

"Los números del mes reflejan el impacto significativo de las restricciones de política en los negocios de Nevada, incluidos los casinos de hoteles, y el impacto de las restricciones COVID-19 en el empleo y el desempleo en el estado", dijo el Economista en Jefe del DETR, David Schmidt. "Si bien es alentador, es importante recordar que las condiciones han cambiado desde mediados de junio y que el panorama cambiante de la salud pública y las restricciones necesarias continuarán impactando el mercado laboral de Nevada durante varios meses".

El reporte mensual indica que las solicitudes iniciales de desempleo regular en junio se redujeron en un tercio, o 26,610 solicitudes. A medida que más personas regresan al trabajo, el estado está pagando menos en beneficios: hubo una disminución de $59 millones en los pagos del sistema regular de desempleo en junio, con $438.4 millones pagados ese mes.

Sin embargo, la estabilización de los reclamos regulares se produce cuando han aumentado reclamos por los pagos de la Asistencia de Desempleo Pandémico financiados por el gobierno federal, y la tasa de beneficiarios sin encontrar trabajo que agotaron su primera ronda de prestaciones aumentó al 45.6 por ciento (aunque la mayoría quizá reúnan los requisitos para programas de beneficios extendidos que agreguen otras 26 semanas de pagos al período de 13 semanas).

De los 287,300 empleos perdidos desde el comienzo de la pandemia, 127,400 trabajos, o un 44 por ciento, se han recuperado hasta el mes de junio.

No todas las industrias vieron crecimiento. La construcción bajó en unos 3,500 empleos en junio, algo que el DETR atribuyó a que concluyeron los principales proyectos, incluyendo el estadio Raiders, que se completó en un 98 por ciento a principios de julio.

Además de las advertencias sobre ciertos negocios que tuvieron que suspender operaciones nuevamente por orden del gobernador, los funcionarios del DETR resaltaron que el repunte económico observado en junio podría alcanzar su límite.

Los funcionarios señalaron que muchas empresas están operando a una capacidad reducida, y la industria de servicios es particularmente vulnerable si entran en juego restricciones más fuertes.

El DETR también concluyó que el gasto de los consumidores en las industrias del esparcimiento y hospitalidad probablemente disminuyó debido a la pérdida de salarios y bienes durante la recesión económica, pero también porque los consumidores que no están seguros de sus ingresos futuros gastan menos.