Tienen nueva voz los nuevos grupos supervisores del funcionamiento de las escuelas: Padres

Este artículo fue traducido al español a partir de una versión en inglés. La versión en inglés aparece en la página de The Nevada Independent.

Mientras una lenta computadora luchaba por cargar la pantalla, el silencio reinó por un momento en un pequeño grupo de estudiantes reunidos en la biblioteca de Diskin Elementary School en una tarde reciente.

La pasmosa lentitud de la computadora frustró a la directora, Elizabeth Smith, mientras intentaba hacer una presentación acerca de las metas de la escuela, ubicada en Spring Valley. Pero los tiempos de este contratiempo tecnológico no podían ser mejores, dada la conversación que siguió después.

“No me di cuenta de qué tan lenta era”, dijo Smith a los cuatro padres de familia y tres miembros del personal que estaban sentados cerca de ella alrededor de una mesa cuadrada, rodeada de libreros cuya altura llegaba hasta la cintura.

Eran miembros del llamado “equipo organizacional de la escuela” o SOT (siglas de School Organizational Team), un grupo recién inventado que se forma en cada distrito escolar con la misión de ayudar a determinar el plan de funcionamiento del edificio y un presupuesto estratégico. Estos grupos son un componente del distrito dentro del ambicioso esfuerzo de reorganización ordenado por el estado, el cual delega más poder para tomar decisiones y manejar el presupuesto de cada escuela.

Dichos equipos empezaron a reunirse en las últimas semanas, pero el tiempo es fundamental: las escuelas deben enviar sus presupuestos para el ciclo escolar 2017-2018 antes del 22 de febrero.

Los estudiantes tocan un globo terráqueo en Pat Diskin Elementary School en Las Vegas el martes 7 de febrero de 2017. Entre dichos estudiantes se hablan 37 idiomas distintos. (Foto: Jeff Scheid)

En la lista de deseos de la escuela estaba una computadora de escritorio nueva para la biblioteca. Ahora le corresponde al SOT decidir la manera en la que Diskin distribuirá su presupuesto de aproximadamente 3.5 millones de dólares del distrito y fondos federales del Título 1 (que es dinero adicional que se entrega a escuelas con una alta cantidad de estudiantes de familias de bajos ingresos) con valor de 204,750 dólares.

La primaria Diskin está ubicada en un viejo vecindario y sirve a una población de estudiantes muy diversa en la que se hablan 37 idiomas diferentes. Se considera que aproximadamente un 40 por ciento de los estudiantes están “aprendiendo a hablar inglés”, por lo cual reciben servicios adicionales, y el 81 por ciento califica para recibir alimentación gratuita o a bajo costo. La escuela también imparte ocasionalmente clases de inglés para adultos con la esperanza de que los niños se beneficien si sus padres hablan mejor el idioma.

Adoptar la diversidad cultural es una de las principales metas de la escuela, además de mejorar las habilidades de lectura de los estudiantes y reducir las diferencias entre los logros de los diversos grupos raciales y étnicos.

“Queremos que los estudiantes conserven su idioma natal”, afirmó Jim Lenahan, especialista en alfabetización de la escuela que pertenece al SOT. “Queremos que sean bilingües”.

Al debatir el presupuesto mientras comían galletas y bebían agua, los miembros del equipo consideraron asuntos del arreglo de la escuela que, en teoría, podrían mejorar el aprendizaje de los estudiantes. Hacían preguntas como las siguientes:

¿Deberíamos contratar a un cuarto maestro para cuarto grado?

(Sí, dijeron, porque la clase de tercer grado actual tiene un amplio rango de niveles de capacidad. “Consideramos que si reducimos un poco el tamaño del grupo, les ayudará a ponerse al corriente”, agregó Smith).

¿Debería la escuela usar sus fondos para contratar un “profesor de humanidades” para crear un ambiente especial diseñado a hacer que las matemáticas sean divertidas para aumentar la comprensión de los estudiantes en matemáticas?

(Esto recibió una aprobación abrumadora. “Eso sería maravilloso”, señaló April McClure, una madre de familia miembro del SOT).

Los estudiantes toman clases de inglés en Pat Diskin Elementary School en Las Vegas el martes 7 de febrero de 2017. (Foto: Jeff Scheid).

¿Debería la escuela usar parte de sus fondos del Título 1 para comprar dispositivos de iPad Air 2 para los estudiantes de grados intermedios?

(No ahora, decidieron. En vez de ello, el SOT recomendó comprar Chromebooks nuevos para la biblioteca para que puedan usarlos estudiantes de todas las edades).

En realidad, el equipo no abordó el presupuesto en forma improvisada. La directora y otro miembro del personal dirigieron la discusión y mostraron borradores del presupuesto, el cual estaba sujeto a cambios dependiendo del criterio del SOT.

¿Por qué? Es una curva de aprendizaje muy cerrada. Los padres de familia que integran el SOT fueron elegidos para participar, pero no necesariamente saben cómo funciona una escuela. Tan solo el complicado lenguaje técnico utilizada en el mundo de la educación puede ser difícil de entender.

Smith pidió a los padres que hablaran e hicieran preguntas si estaban confundidos. “Estamos muy acostumbrados a hablar usando acrónimos”, aclaró.

Este apoyo resultó muy útil para Mayrose Almendralo, una integrante del SOT cuyo hijo asiste al segundo grado en Diskin. Ella quiere ayudar a tomar decisiones, aunque reconoció que la información le parecía demasiada al principio.

“¿Qué tan bajo es el presupuesto, considerando lo que quieren hacer los maestros?”, observó ella.

Los salarios de los miembros del personal con licencia, como los maestros, consejeros y bibliotecarios, suma el 85 por ciento del presupuesto de 3.5 millones de dólares asignado por el distrito a la escuela. Otros gastos, como los materiales para el funcionamiento de la escuela o la renta de un autobús para un viaje de estudios, que es de 100 dólares, agota rápidamente el resto del presupuesto.

“No nos queda mucho dinero adicional”, señaló Smith.

La realidad financiera no es nada nuevo para los líderes educativos. Los administradores de Diskin han manejado presupuestos estratégicos durante varios años, relató Smith. La participación de los padres este año a través del SOT es parecida a la de un consejo como parte de un modelo de toma de decisiones basado en las necesidades del lugar, el cual se implementó en los condados de Florida, donde Smith trabajó anteriormente.

Smith apoya este tipo de organización, ya que cree que la participación de los padres de familia ayuda a comprometerse en el proceso y a tomar mejores decisiones.

“He esperado que llegara esto al oeste por años”, declaró, “creo que es un proceso muy bueno”.

¿Qué hay de la computadora nueva para la biblioteca? Sí alcanzó a entrar. El SOT acordó incluir el gasto de 674 dólares en el presupuesto del Título 1 de la escuela.

Teresa Ortiz, alumna de segundo grado, contesta un examen de matemáticas en Pat Diskin Elementary School en Las Vegas el martes 7 de febrero de 2017. Foto de Jeff Scheid.

***

El proceso no solo involucra decisiones sobre comprar Chromebooks o iPads. Doce millas al norte de esta escuela primaria, los miembros del SOT de Bridger Middle School luchaban con una reducción en sus fondos del Título 1, los cuales cambian cada año de acuerdo con la demografía de los estudiantes y la cantidad de dólares disponibles por alumno.

A esta escuela alquilada del norte de Las Vegas, donde casi el 85 por ciento de los estudiantes califica para recibir alimentación gratis o a precio reducido, se le asignaron fondos del Título 1 con valor de 465,500 dólares en este ciclo escolar. El presupuesto asignado para el ciclo 2017-2018 fue de 437,850 dólares.

La reducción de aproximadamente 6 por ciento inició una discusión acerca del puesto de trabajo como auxiliar familiar, cuyo salario se cubre actualmente con fondos del Título 1. La subdirectora, Ranada Johnson, sugirió que este puesto de trabajo, que tiene un salario de $45,503 dólares, sea cubierto por el presupuesto estratégico de la escuela, lo cual causaría una reducción del presupuesto para otros materiales y artículos de servicio para la escuela.

Ranada Johnson, subdirectora de Jim Bridger Middle School y miembro del equipo organizacional escolar, lee el presupuesto asignado a la escuela en una junta el miércoles 8 de febrero de 2017. Foto: Jeff Scheid.

La pregunta que se hacen los padres de familia miembros del SOT es: ¿Qué es un auxiliar familiar?

“Es el contacto entre los padres de familia y el personal”, explicó Johnson.

El auxiliar familiar de la escuela habla español y tiene 12 años en el cargo. Hace visitas domiciliarias cuando el estudiante falta a clases por varios días o cuando los padres no acuden a las juntas, agregó Johnson. También nos ayuda a traducir y apoya a los decanos.

Tres cuartas partes de los estudiantes son hispanos, de modo que necesitan a un auxiliar familiar que pueda mitigar los problemas con el idioma que estos estudiantes y sus familias tienen, señaló.

Los miembros del SOT finalmente acordaron explorar si el salario de este puesto de trabajo puede ser cubierto entre las dos fuentes de financiamiento: los fondos del Título 1 y el dinero que la escuela recibe del distrito.

Daniel Holstein, un padre de familia miembro del SOT, lleva a su hijo de sexto grado y a su hija de séptimo a Bridger desde Summerlin todos los días por los programas que la escuela tiene en ciencias, matemáticas y tecnología magnética. Después de escuchar la explicación del personal sobre las funciones del auxiliar familiar, se declaró a favor de encontrar la manera de mantenerlo.

“Es bueno que los estudiantes reciban la ayuda que necesitan en cualquier momento”, comentó Holstein después de la junta, “pero obviamente esto va más allá”.

Estas decisiones sobre el presupuesto llegan en un momento de transición para Bridger, que está en el proceso de encontrar un nuevo director. El líder anterior de la escuela fue ascendido en el distrito a principios de este ciclo escolar.

La incertidumbre con respecto al liderazgo de la escuela llevó a la bibliotecaria de la escuela, Kirsten Lowry, a pedir a los miembros del SOT que asignaran un presupuesto para la biblioteca en vez de dejarlo al criterio del nuevo director. Lowry afirmó que ha tenido la suerte de que los directores anteriores de Bridger hayan sido grandes aliados de la biblioteca, pero eso no siempre ocurre en otras escuelas y puede resultar en fondos insuficientes.

“Quiero que los niños tengan más”, dijo Lowry a los miembros del SOT sentados en la biblioteca de la escuela, donde un desgarbado árbol de papel creaba un ambiente acogedor. “Quiero que los niños tengan los libros y los recursos que quieren”.

Como guardianes del dinero público, los padres también cuestionaron al personal de Bridger acerca del presupuesto de alrededor de $16,000 dólares asignado para gastos de viaje.

Miembros del equipo organizacional escolar de Jim Bridger Middle School en una junta en la biblioteca de la escuela el miércoles 8 de febrero de 2017. Foto: Jeff Scheid.

Lowry dijo que ese dinero cubre todos los gastos, incluso boletos de avión y gastos de hotel, para los miembros del personal que acuden a convenciones fuera de la ciudad. Los conocimientos obtenidos en dichas convenciones benefician a todo el personal, ya que los asistentes comparten la información, ya sea en relación a un nuevo método de enseñanza o recomendaciones para insertar tecnologías en los programas académicos, explicó.

“Hacemos rendir el presupuesto hasta donde podemos”, justificó Lowry. La escuela pide a los miembros del personal que compartan habitaciones de hotel y buscamos las tarifas de avión y alojamiento más bajas posibles.

La explicación pareció satisfactoria para los demás miembros del SOT, quienes no hicieron más preguntas al respecto. El SOT de Bridger planea reunirse otra vez el 16 de febrero para tomar las decisiones definitivas acerca de las recomendaciones del presupuesto.

***

Comunicación abierta. Respeto. Humor. Paciencia. Amabilidad. Mentalidad abierta. Creatividad. Transparencia.

Estos son algunos de los valores que los miembros del SOT de Palo Verde High School comentaron en una junta y acordaron practicarlos en todas las reuniones. Como recordatorio, estas palabras y frases se mostraron en una gran pantalla al iniciar la junta de la semana pasada, bajo una frase que parecía resumir la intención:

“Somos un equipo unificado y colaborativo”.

El equipo analizó los detalles del presupuesto del bachillerato de Summerlin en una junta anterior, así que su tarea principal del día era darle una última revisión y ejecutar acciones. Una acción del SOT se considera más como una recomendación. Aunque los miembros del equipo voten acerca de asuntos específicos, no es una decisión obligatoria. Los directores toman la decisión definitiva porque, a fin de cuentas, ellos son los responsables de los éxitos o limitaciones académicas de la escuela ante el distrito.

El director, Darren Sweikert, llegó a la junta a presentar información y a hacer una petición. Deseaba el permiso del grupo para hacer cambios al presupuesto con base en la asistencia de estudiantes proyectada para el año próximo.

Alumnos de cuarto grado trabajan en matemáticas en Pat Diskin Elementary School en Las Vegas el martes 7 de febrero de 2017. Foto: Jeff Scheid

Es un problema molesto para las escuelas del distrito, ya que se trata de anticipar las necesidades de personal y recursos sin saber exactamente cuántos estudiantes tendrán en otoño próximo. El distrito escolar originalmente calculó que asistirían 3,166 estudiantes a Palo Verde el año próximo, pero las cifras más recientes muestran que la población estudiantil podría ser de 3,317, detalló Sweikert.

“Hagan sus cuentas”, dijo al SOT, “anticipamos que vamos a recibir más estudiantes que los que hemos presupuestado”.

El distrito no termina la inscripción de cada escuela hasta el “´Día del conteo” oficial en septiembre. La asistencia que haya ese día determina la cantidad del dinero que el distrito escolar recibe del estado por alumno y, por ende, cuánto dinero se destinará a cada escuela. Si las escuelas tienen más estudiantes de lo que habían calculado, sus presupuestos aumentan para que correspondan a las inscripciones reales.

Por eso Sweikert sugirió cambiar una parte del presupuesto a la categoría de “personal adicional”, ya que eso le daría más flexibilidad para contratar a más maestros o para pagar a los miembros del personal actual para que impartieran más cursos que los establecidos por contrato.

“Cada mes que nos reunamos, los mantendré informados acerca de la contratación de maestros”, prometió al SOT.

El equipo de Palo Verde aceptó el cambio y aprobaron en forma unánime el presupuesto estratégico de $11.8 millones de dólares de la escuela.

“Muy bien, gracias. Este es un momento histórico”, declaró Sweikert entre risitas ahogadas de los miembros del equipo, “¡felicidades!”

Anna Slighting, miembro del SOT cuyo hijo es alumno de Palo Verde, considera que el proceso de asignación del presupuesto de este año fue una especie de puesta a prueba, dado que no incluyó una fórmula probada para diseñar el presupuesto y usa los salarios promedio de los maestros. El distrito escolar y otros grupos de apoyo a la educación están presionando a la legislatura del estado de Nevada para que destine más dinero por estudiante, mediante una fórmula ponderada de asignación de fondos, a estudiantes con necesidades adicionales. Si el distrito aplica una fórmula ponderada de asignación de fondos y emplea los salarios reales de los maestros, eso podría cambiar la dinámica de los presupuestos escolares.

“Como madre de familia, siento que los directores están haciendo lo mejor que pueden con lo que les dan”, declaró Slighting, quien es miembro de H.O.P.E. de Nevada, un grupo de padres de familia que busca una reforma de la política educativa. “El verdadero trabajo será el año próximo”.

Hasta entonces, los miembros del SOT están aprendiendo sobre el manejo del presupuesto, el funcionamiento de la escuela y cómo se conducen las juntas públicas. En Palo Verde, esto implica verificar dos veces para asegurar que se han dado las oportunidades suficientes para que el público comente y aportar ideas para aumentar la asistencia de los padres.

“Estamos mejorando en esto”, comentó uno de los miembros.

Después de todo, apenas era la tercera junta del grupo.

Miembros del equipo organizacional escolar de Jim Bridger Middle School en una junta en la biblioteca de la escuela el miércoles 8 de febrero de 2017. Foto: Jeff Scheid.

TODO ACERCA DE LOS EQUIPOS ORGANIZACIONALES ESCOLARES

¿Quién está en cada equipo?

Cada equipo organizacional escolar tiene miembros con y sin derecho a voto. Los miembros con derecho a voto comprenden entre dos y cuatro miembros del personal con licencia, uno o dos profesionales de apoyo educativo y entre tres y seis padres de familia (que representan el 50 por ciento del total de miembros con derecho a voto). Los miembros sin derecho a voto incluyen al director de la escuela, un representante estudiantil de escuelas secundarias y uno o más miembros de la comunidad opcionales.

¿Cómo se elige a los miembros?

Las organizaciones de padres de familia de las escuelas establecen el proceso para elegir a los padres de familia que serán miembros del SOT, pero si no existe dicha organización, el director coordina el proceso. Las escuelas deben informar a los padres y tutores de los alumnos acerca de la oportunidad de servir en el SOT, cómo postularse y cuándo será la votación.

El personal con licencia y los profesionales de apoyo educativo coordinan la votación para determinar qué representantes participarán en el SOT. Los estudiantes pueden postularse para ser elegidos o pueden ser nominados por maestros o administradores. Después, el cuerpo estudiantil vota para elegir a su representante.

Una vez formado el SOT, sus miembros deciden si desean agregar uno o más miembros de la comunidad al grupo.

Los miembros del SOT participan hasta el 1 de octubre del año siguiente a su elección y pueden ser reelectos para plazos adicionales.

¿Qué hace un SOT?

El equipo organizacional escolar hace recomendaciones y ayuda al director con respecto al plan de funcionamiento, el cual incluye iniciativas académicas y la distribución del presupuesto. Después de concluir el plan de funcionamiento escolar, los miembros del equipo ayudan al director a implementarlo. El equipo también ayuda a seleccionar a un nuevo director si el puesto está vacante.

Aunque los miembros del equipo votan por las recomendaciones, actúan esencialmente como consejeros. Es el director quien toma las decisiones definitivas, ya que la responsabilidad es suya.

¿Puede asistir cualquier persona a las juntas del SOT?

Sí. Las juntas están abiertas al público en general. La escuela informa las fechas de las juntas y la orden del día en sus sitios web. Las juntas también incluyen tiempo para comentarios del público.