Inscripciones a clases remotas, no tan sólidas como se esperaba en condados Clark y Washoe

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

La demanda en programas de aprendizaje a distancia en los distritos escolares de los condados Clark y Washoe se ha quedado corta con respecto a lo que se proyectó, lo que indica el deseo de las familias por más clases tradicionales en las aulas.

En el Condado Clark, 17,762, de 194,732 inscripciones de estudiantes para el próximo año escolar — casi el 9 por ciento — mostraron una preferencia por la educación a distancia de tiempo completo, según datos del distrito escolar. Esas cifras corresponden al 21 de mayo, la fecha límite del Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD) para registrarse para clases remotas.

Por su parte, el Distrito Escolar del Condado Washoe planeó que 2,000 estudiantes se inscribieran en su Escuela En Línea North Star, pero solo 750 alumnos se registraron antes de la fecha límite del 28 de mayo, indicó Jeana Curtis, una superintendente del área.

"Definitivamente estamos viendo los números mucho más bajos de lo que esperábamos", dijo Mike Barton, director de universidades, carreras, equidad y elección de escuelas para el CCSD.

La transición hacia las clases a distancia debido a la pandemia el año pasado puso al descubierto una serie de retos, como pocas computadoras portátiles y un acceso irregular a Internet, aunque algunos estudiantes salieron adelante.

Esas historias de éxito, además del temor constante acerca del COVID-19, y la elegibilidad limitada en vacunas para los niños, han llevado a algunos distritos escolares, incluso en Las Vegas y Reno, a impulsar las oportunidades de aprendizaje remoto de ahora en adelante.

Proyectos aprobados recientemente en la Legislatura han dado un impulso en Nevada: El SB215, firmado por el Gobernador Steve Sisolak, requiere que los distritos escolares y las escuelas autónomas o chárter desarrollen planes de aprendizaje a distancia y determinen las necesidades tecnológicas.

En abril, el CCSD anunció que para el año académico 2021-2022, las familias podrían optar por clases remotas de tiempo completo.

Dependiendo del número de inscripciones, el aprendizaje a distancia se ofrecerá a través de las escuelas existentes de los estudiantes, o de Nevada Learning Academy, la escuela en línea del distrito. Las clases presenciales también se reanudarán cinco días a la semana para todos los grados.

La opción de clases a distancia viene con requisitos más estrictos para los estudiantes y las familias. Por ejemplo, los niños de primaria deben tener un adulto que los apoye en casa. También se requerirá que los alumnos mantengan una presencia visual durante las sesiones de clases en vivo, aunque se les permitirá difuminar los fondos que usen al estar conectados.

Barton dijo que los directores se están asegurando que las familias comprendan completamente las expectativas, y reconoció que las cifras de educación a distancia en el Condado Clark podrían cambiar ligeramente debido a que miles de familias aún no han inscrito a sus estudiantes. Los registros tardíos para las clases remotas en ambos distritos se considerarán caso por caso.

Aunque las inscripciones son inferiores a lo proyectado, el registro en programas de educación a distancia sigue siendo más alto que antes de la pandemia.  

La escuela en línea North Star en el Condado Washoe, por ejemplo, generalmente atendía a unos 300 estudiantes cada año, dijo Curtis. Con 750 estudiantes inscritos para el próximo año académico, su matrícula es más del doble.

Curtis agregó que muchas familias parecen ansiosas por enviar a sus hijos de regreso a la escuela en persona de tiempo completo, especialmente por los beneficios socioemocionales. Y los estudiantes de preparatoria, en particular, parecen menos interesados en la educación remota en el Condado Washoe.

"Simplemente se extraña ese ambiente de la preparatoria", dijo Curtis.

Distrito Escolar del Condado Clark propone programa de lenguaje dual

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

En un futuro no muy lejano, estudiantes del Condado Clark podrían estar aprendiendo en salones donde se use más de un idioma durante la clase.

El Distrito Escolar del Condado Clark presentó un plan que agregaría programas opcionales de dos idiomas a su enfoque general de desarrollo del lenguaje, aunque la idea aún necesita la aprobación de la Mesa Directiva Escolar del Condado Clark.

La propuesta se basa en la creencia de que la adquisición del idioma beneficia a todos los alumnos, no solo a quienes aprenden inglés como segundo idioma.

“Desde la perspectiva de la fuerza laboral, hay un beneficio para el estudiante porque tiene una herramienta adicional”, dijo Felicia Ortiz, presidenta de la Junta Estatal de Educación. "Para las familias, el beneficio es que sus estudiantes ahora saben leer y escribir en dos idiomas".

El distrito escolar ha sugerido un año de investigación y desarrollo antes de iniciar un programa piloto de dos idiomas en la Escuela Primaria Ronnow, la Secundaria Monaco, y la Secundaria Desert Pines para el año académico 2022-2023.

Los dos idiomas iniciales serían español e inglés, y el programa comenzaría en preescolar, sexto y noveno grado.

En los salones seleccionados de preescolar, el 90 por ciento de las clases serían en español, y el 10 por ciento restante en inglés. Para el cuarto grado, los alumnos pasarían a un modelo 50-50, y en los grados superiores, el programa existiría en clases de estudios sociales antes de expandirse eventualmente a otras áreas de contenido.

Ignacio Ruiz, superintendente asistente de la División de Aprendices del Idioma Inglés del distrito, dijo que el enfoque encaja con estudios que muestran que los niños más pequeños aprenden idiomas adicionales a un ritmo más rápido.

El programa sería opcional, y los padres necesitarían elegir que sus hijos participen en él.

Aunque a menudo se enfatiza el aprendizaje del inglés, la belleza de programas de dos idiomas es que celebran otros lenguajes, dijo Silvina Jover, maestra de la Preparatoria Desert Pines, que ya imparte de forma bilingüe algunas de sus clases de estudios sociales.

Jover, quien tuvo una educación bilingüe cuando creció en Uruguay, dijo que fue el mejor regalo que le dieron sus padres porque le “abrió las puertas de este país y del mundo”.

Partidarios de la propuesta de dos idiomas dijeron que podría tener el mismo efecto en los estudiantes del Condado Clark que ya viven en una ciudad conocida internacionalmente, que necesita más trabajadores bilingües.

Funcionarios del distrito dijeron que, si el programa se lanza y crece con el tiempo, les gustaría agregar otros idiomas, como tagalo o mandarín.

Algunos expresaron escepticismo acerca del éxito y viabilidad del programa a largo plazo, especialmente debido a un esfuerzo similar hace décadas que se debilitó y terminó.

“No teníamos suficientes maestros capacitados. No teníamos un liderazgo que realmente pudiera apoyar esos programas en las escuelas, y estos programas de dos idiomas lamentablemente murieron”, dijo Sylvia Lazos, quien desde hace tiempo ha sido defensora de los estudiantes que aprenden en idioma inglés. "Entonces, si no hay suficientes recursos ni suficiente personal, este programa lamentablemente también morirá".

Elena Fabunan, directora de Global Community High School, que atiende específicamente a estudiantes nuevos en el país, cuestionó por qué el distrito se sintió obligado a tomar una dirección diferente que no había tenido éxito en el pasado.

Aunque no hubo ninguna votación el jueves por la noche, los siete integrantes de la junta directiva manifestaron su apoyo al programa, incluso si tenían preguntas acerca del seguimiento del progreso, personal y costos.

“Sé que muchos programas fracasaron en el pasado, ya sea por financiamiento, personas, horas de mano de obra o algo por el estilo, pero no creo que esa sea una razón para no continuar esos programas o al menos intentarlos de nuevo, tal vez en de una manera diferente ”, dijo la fideicomisaria Katie Williams. "Porque al final del día, es lo mejor para nuestros hijos, y eso es lo que importa".

No está claro qué tan pronto se presentará el tema ante la mesa directiva para una votación.

Esta nota fue actualizada en su versión en español el 6/11/2021 para agregar el comentario de la fideicomisaria Katie Williams.

Un vistazo a los planes de universidades de Nevada para el regreso a actividades en persona

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

Cuando quedó claro en marzo pasado que la pandemia era la amenaza de salud pública más grave en más de un siglo, en cuestión de días colegios y universidades del Sistema de Educación Superior de Nevada (NSHE) cerraron sus puertas y cambiaron casi todas las clases a distancia.

Más de un año después, la perspectiva de regresar al salón de clases en forma masiva es una realidad cada vez más cercana para decenas de miles de estudiantes de Nevada, incluyendo los que nunca han pisado el campus de su propia escuela.

Debido a que los peores efectos de la pandemia han disminuido gracias a los esfuerzos de vacunación, la NSHE ha fijado el 1 de julio para regresar a las actividades en persona.

“La mitad de la educación universitaria en realidad ocurre fuera del salón con los estudiantes compartiendo entre ellos”, dijo el profesor de inglés de la Universidad de Nevada, Las Vegas  (UNLV), Doug Unger. “Se juntan, hablan de cosas, se ríen de la manera de pensar de sus profesores, se quejan o exaltan las virtudes de lo que estudian, y se unen de esa manera … creo que siempre ha sido así, y eso es lo que hemos perdido".

El 1 de julio marca un momento decisivo en el avance de la pandemia para más de 100,000 universitarios de Nevada y decenas de miles de empleados más.

El impulso para exigir las vacunas

En mayo, la Canciller de NSHE, Melody Rose, anunció que su oficina comenzaría a redactar planes para que la vacuna COVID-19 fuera un requisito para todos los estudiantes universitarios de Nevada.

Citando una medida similar de los sistemas de educación superior de California, el anuncio de Rose no llegó a hacer cambios formales o a presionar por un mandato definido y, en la práctica, simplemente pidió a los estudiantes y padres que se prepararan para esa posibilidad.

De acuerdo con un comunicado de Rose, la falta de acción inmediata no se debió al rechazo de los estudiantes, padres o directivos, sino a una serie de obstáculos legales que aún siguen firmes, incluyendo la llamada autorización de uso de emergencia (EUA).

La EUA acompaña a las tres vacunas COVID-19 que circulan en los EE. UU. La medida se diseñó originalmente para emergencias de salud pública para evitar el largo proceso de revisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y acelerar el acceso a fármacos que pueden salvar vidas.

Sin embargo, parte del marco legal de la EUA es una ley federal que brinda a las personas la capacidad de aceptar o rechazar el tratamiento con un medicamento aprobado por EUA, en este caso la vacuna COVID-19.

Como resultado, algunos expertos legales dicen que el tema enfrenta un limbo legal, y no está claro cómo los tribunales podrían tratar cualquier mandato mientras esté en vigor la EUA.

No se ha determinado cuándo la junta estatal podría aprobar tal mandato, aunque directivos universitarios han señalado que las vacunas son probablemente la medida de mitigación de COVID más importante para el regreso completo en persona a los campus.

Mascarillas, el sistema de honor y el regreso a los salones

A fines del mes pasado, NSHE optó por seguir la guía más reciente de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC) eliminando esencialmente los requisitos del uso de cubrebocas para quienes están completamente vacunados; mientras que deja vigente la medida para quienes aún no lo están.

Sin embargo, el NSHE no dio instrucciones acerca de si, o cómo las instituciones deberían verificar si quienes no usaban cubrebocas en el campus estaban efectivamente vacunados.

En un comunicado a The Nevada Independent, el Portavoz del NSHE Francis McCabe, dijo que "la responsabilidad personal y comunitaria es un valor fundamental que se espera en todo el sistema de educación superior pública de Nevada", y que "todos los estudiantes y empleados de NSHE están obligados a cumplir con el código de conducta de su institución, las políticas de NSHE, y la ley".

Otras instituciones del NSHE han implicado el uso de un sistema de honor incluso cuando las mascarillas siguen siendo necesarias para los no vacunados, y el Presidente de la Universidad de Nevada, Reno (UNR), Brian Sandoval, afirmó en una carta a los estudiantes: “La integridad personal y la honestidad deben guiar nuestra decisión” sobre el uso de cubrebocas.

En la UNR, el capítulo local de la Alianza de Profesores de Nevada (Nevada Faculty Alliance) envió una carta a Sandoval para que fuera mucho más allá de los requisitos de la NSHE, incluida la obligación de la vacuna para estudiantes de UNR y seguir con los requisitos de mascarillas para grupos de alto riesgo.

Es poco probable que se promulguen restricciones adicionales en las próximas semanas la UNR continuará las directrices de los CDC a medida que se emitan.

Aún así, el profesor Unger dijo que para muchos maestros la perspectiva de un regreso a los salones — incluso si todavía están en pie clases mixtas — de todos modos sigue siendo una opción bienvenida.

"Hay tanto en la comunicación que se basa en gestos y la presencia", dijo. “Y la enseñanza vía Zoom pierde todo eso. Se puede decir mucho con solo una expresión".

¿Cuántas pruebas escolares son demasiadas? Nevada lo quiere averiguar.

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

Cuando la pandemia provocó que los estudiantes tomaran clases a distancia el año pasado, el gobierno federal dispensó las pruebas estandarizadas que normalmente se hacen en la primavera.

Esa decisión emocionó a algunos alumnos, padres y maestros quienes se lamentan de lo que consideran demasiadas pruebas y falta de tiempo para clases en el entorno escolar. ¿Pero realmente ese es el caso?

Eso es lo que se le ha encargado averiguar al Departamento de Educación de Nevada gracias a SB353, una iniciativa de ley reciente que espera de la firma del Gobernador Steve Sisolak.

Dicho proyecto ordena que el departamento revise las pruebas que están haciendo los estudiantes para sus beneficios educativos, costos, y cualquier repetición en la información, destrezas, o las habilidades que se miden.

La segunda mitad del proyecto de ley requiere que el departamento de educación estatal adopte regulaciones que pongan límites al tiempo de las clases para hacer una prueba, así como a la cantidad de exámenes que se hacen cada año escolar.

Si un distrito escolar o escuela chárter quisiera administrar una prueba más allá de esos límites, necesitaría una exención aprobada por la Junta de Educación del Estado.

"Creo que esto ... contribuirá en gran medida a aliviar algunas de las preocupaciones porque tendremos datos más concretos acerca de lo que está pasando", dijo Jonathan Moore, superintendente adjunto de rendimiento estudiantil del estado. "Y luego estaremos en condiciones de apoyar a los maestros y distritos escolares".

Ha sido difícil determinar cuántas pruebas hacen los estudiantes porque pueden variar según la escuela o incluso según el niño.

Rebecca García, presidenta de la Asociación de Padres y Maestros de Nevada, elogió la próxima revisión diciendo que es un paso en la dirección correcta.

Si bien reconoce los méritos de las pruebas estandarizadas, García dijo que su organización recibe quejas frecuentes de padres y maestros preocupados por la cantidad de exámenes. No es raro que las escuelas hagan eventos para animar a los estudiantes o les ofrezcan premios para que obtengan buenos resultados; algo que ella considera que puede aumentar la ansiedad entre los alumnos.

Después de una pausa el año pasado, los exámenes de primavera regresaron este año. El Departamento de Educación de EE. UU. anunció en febrero que los estados deben administrar las pruebas estandarizadas requeridas por la ley federal, aunque debido la pandemia hubo cierta flexibilidad.

La decisión molestó a cientos de investigadores en educación que pidieron al Secretario de Educación Miguel Cardona que hiciera un cambio, pero la administración se mantuvo firme y señaló la necesidad de datos sobre el aprendizaje de los estudiantes durante la pandemia.

Moore dijo que espera que el trabajo relacionado con la SB353 se complete dentro de dos años, que se aclare la confusión sobre las pruebas, y conduzca a eficiencias donde sea posible.

"Entonces, si vemos lo que mide la suma de nuestras pruebas al final del año, los exámenes que estamos aplicando ¿Realmente nos ponen en una posición en la que podemos informar la enseñanza y el aprendizaje a diario, de forma interina?" Dijo.

Si las escuelas de Nevada crean programas de verano, ¿Asistirán los estudiantes?

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

Cuando los estudiantes de Mater Academy East Las Vegas salieron de la escuela hace un par de semanas, se despidieron del año escolar, pero no necesariamente de los estudios.

Casi la mitad de los alumnos de esa escuela chárter planea asistir a un programa de verano que dura un mes. Ahí reforzarán sus habilidades de lectura y matemáticas mientras disfrutan más tiempo con sus compañeros y maestros, ya en persona.

Conforme el difícil año escolar llegaba a su fin, la directora de Mater Academy, Renee Fairless, se embarcó en una fuerte campaña de publicidad para que la mayor cantidad posible de estudiantes se inscribiera en el programa de verano.

Las habilidades académicas se vieron afectadas durante la pandemia, dijo Fairless. Pero también disminuyó la motivación de los estudiantes.

“Hay un bajón. Por eso quiero que mis niños vayan a la escuela de verano”, dijo. “Pero lo que estamos viendo es que cuando logras motivarlos e involucrarlos de nuevo, se recuperan rápidamente. Son resilientes".

Este año se ha experimentado un renacer en las escuelas de verano. Impulsados por el posible retraso académico debido a la pandemia y la llegada de dinero federal, los distritos escolares de todo el país y de Nevada están abriendo programas; aunque a menudo con una visión más dinámica. Hay que pensar en la "enseñanza de verano", el "enriquecimiento de verano" o la "aceleración de verano".

“No se considera aburrido. Es un aprendizaje experiencial muy atractivo y práctico”, dijo Aaron Philip Dworkin, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Aprendizaje de Verano. "No es obligatorio".

Durante años, los maestros han advertido acerca del llamado deterioro del verano, cuando las sólidas habilidades académicas de los estudiantes se debilitan durante ese descanso del salón de clases; que dura unas 10 semanas. Las oportunidades de aprendizaje durante el verano, ya sean formales o informales, pueden reducir el retraso académico.

Los largos períodos de clases a distancia el año pasado a causa del COVID han provocado que se haga un llamado para que haya más programas de aprendizaje de verano, especialmente para niños de bajos recursos o que están aprendiendo inglés como segundo idioma.

¿Cómo están manejando los distritos escolares esas necesidades? Varía según la ubicación.

Vista de un pizarrón en un salón de Mater Academy East Las Vegas el jueves 20 de mayo de 2021. (Jeff Scheid / The Nevada Independent).

En el Distrito Escolar del Condado Clark, las escuelas están formando sus propios programas de Aceleración de Verano, adaptados a las necesidades de sus comunidades, señaló la Superintendente Adjunta Brenda Larsen-Mitchell. Los programas gratuitos se llevarán a cabo todo junio, y habrá transportación y comida para los niños.

Los estudiantes que asistan al programa Summer Acceleration en Kay Carl Elementary en Las Vegas, pasarán sus mañanas en actividades de lectura y matemáticas. Por la tarde estarán en "campamentos" de simulacros de negocios que venden limonada y pastelitos.

En Thurman White Academy of the Performing Arts, los alumnos podrán elegir entre una variedad de cursos, incluyendo experimentos diarios de laboratorio de ciencias naturales.

No está claro cuántos estudiantes terminarán participando. Una escuela primaria solo tiene cinco alumnos registrados, dijo Larsen-Mitchell, mientras que otra tiene más de 400. En promedio, el distrito considera que 150 estudiantes se inscriben en escuelas primarias, 220 en secundarias, y 300 en preparatorias.

Joshua Curtis, quien tiene seis hijos, cuatro de los cuales asisten al Distrito Escolar del Condado Clark, se encuentra entre quienes han rechazado los programas de aprendizaje de verano. 

Curtis señaló que ha visto cómo han batallado sus hijos emocional y académicamente; además de perder interés en la escuela a lo largo del año pasado. Cree que sus niños necesitan un descanso después de un año difícil.

El programa de aprendizaje de verano del Distrito Escolar del Condado Washoe comienza el 21 de junio y se extenderá hasta el 15 de julio. A la fecha se han inscrito 7,016 estudiantes de preescolar a octavo grado, dijeron funcionarios del distrito, quienes no tenían disponible una cifra para alumnos de secundaria.

El distrito planea trabajar con colaboradores comunitarios como PBS Reno y Sierra Nevada Journeys para mejorar la experiencia de aprendizaje de verano para los niños de primaria.

En Mater Academy se hará un seguimiento del progreso del aprendizaje a lo largo del programa de escuela de verano, agregó Fairless. 

Cuando la directora ve que los estudiantes o los padres tienen dudas, les recuerda que el período de estudios es corto, y que el mes de julio está abierto para sus vacaciones.

La decisión fue fácil para Lauren Storla, una adolescente de 14 años quien ingresará al noveno grado cuando se reanuden las clases en agosto. Al asistir al programa de verano de Mater Academy, planea terminar un curso de salud, liberando espacio para una materia electiva el próximo año.

“Cuando estoy en mi casa, usualmente no tengo nada que hacer”, dijo. "Pero cuando estoy aquí, tengo la oportunidad de interactuar con otras personas y aprender más".

Legisladores aprueban agregar más de $500 millones de dólares a educación pública de Nevada

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

Este miércoles, legisladores estatales acordaron agregar más de $500 millones de dólares en fondos educativos para apoyar la nueva fórmula de financiamiento para los grados preescolar a 12 (K-12) durante los próximos dos años.

Lo anterior equivale a una de las inversiones legislativas más grandes en financiamiento escolar en la historia del estado sin haber aumentado impuestos. Con casi 500,000 estudiantes inscritos en las escuelas públicas de Nevada, el nuevo dinero equivale a casi $1,000 más por estudiante durante los próximos dos años.

Los legisladores aprobaron por unanimidad asignar $275 millones durante el año fiscal 2022, y $227 millones en 2023 para impulsar los fondos base del nuevo "Plan de Financiamiento Centrado en el Alumno", la esperada actualización de la fórmula estatal de financiamiento.

Dicha fórmula nació décadas atrás y se cambió en la sesión legislativa de 2019 para renovar la forma en que se distribuirán los recursos de la educación en todo el estado a partir de este verano.

En semanas recientes los legisladores han trabajado en cerrar los presupuestos K-12 y completar la compleja implementación y transición hacia la nueva fórmula de financiamiento, incluyendo aprobar la asignación de $67.2 millones para no afectar a los distritos escolares rurales en el cambio hacia la nueva distribución de fondos.

“He estado esperando muchísimo tiempo para invertir esta cantidad de dinero en educación”, dijo la Presidenta Demócrata de la Comisión de Gastos Públicos, Maggie Carlton.

La flexibilidad financiera para proceder con los nuevos fondos, se vio impulsada por pronósticos de ingresos por impuestos mejor de lo esperado que se aprobaron a principios de este mes por el Foro Económico del estado.

Lo anterior da a los legisladores una revisión al alza de $586 millones en los ingresos fiscales que se había proyectado; gran parte de los cuales ahora se asignarán a la fórmula de financiamiento.

Aunque los legisladores están terminando la sesión legislativa de 120 días con el tema financiero — entre las proyecciones del Foro Económico y los próximos $2.7 billones del Plan federal de Rescate Estadounidense — varios señalaron que las noticias de este miércoles ejercerán más presión sobre las futuras legislaturas para que sigan financiando la educación a niveles más altos.

El financiamiento base promedio por alumno será de $9,096 en el año fiscal 2022 y $9,185 en el 2023. Esas cifras no reflejan otros recursos disponibles para los estudiantes, incluido el dinero de la educación especial que está fuera del modelo de financiación.

El personal fiscal legislativo señaló que el nuevo esquema de financiamiento K-12 cubre casi 93.6 por ciento de los estudiantes de escuelas públicas y chárter.

Chris Daly, de la Asociación de Educación del Estado de Nevada, elogió la medida, pero reconoció la presión pública para seguir modificando la financiación K-12 en los próximos años.

La Comisión de Financiamiento Escolar — el organismo asesor que marcó el comienzo del nuevo plan de financiamiento — ha dicho que Nevada necesita más de $2 billones durante una década para alcanzar el gasto promedio nacional por alumno. 

Debido a que los fondos adicionales son parte de un presupuesto que ya tuvo recortes significativos en la reducción del tamaño de las clases, el programa "Lectura para el Tercer Grado" (Read by Grade 3) y otras iniciativas, parte del dinero simplemente está sacando al estado de un bache.

Carlton, dijo que anticipa críticas adicionales a la Legislatura durante la semana que le resta a esta sesión, pero enfatizó que poner una cantidad sustancial de dinero en la financiación básica de la educación tendrá un efecto profundo en las escuelas públicas, los maestros y los alumnos.

“No importa lo que hagamos, no será suficientemente bueno para alguien”, dijo. “Nos van a criticar por no solucionar este o aquel problema u otro problema. Pero el hecho es que estamos agregando medio billón a la educación, y estamos poniendo la mayor parte en la base, lo que ayudará a todos los estudiantes y maestros a tener éxito".

Universidades buscan una “nueva normalidad”, pero estudiantes internacionales siguen esperando para regresar

unlv campus

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

A principios del año pasado, Sophia Kim vio en Instagram algunas noticias acerca de su país de nacimiento, Corea del Sur: Había surgido un nuevo virus que afectaba las vías respiratorias y que devastó rápidamente a la ciudad china de Wuhan.

En marzo, Kim dijo que su madre le llamaba todos los días para que regresara a su país. A mediados del semestre, Kim — una estudiante de tercer año de hotelería en la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV)  — retornó a casa.

Angelos Tsalafos, un universitario canadiense quien estudiaba en Las Vegas porque era integrante del equipo de hockey de UNLV, pasó algo similar.

A mediados de las vacaciones de primavera, Tsalafos disfrutaba un momento de libertad poco común, ya que la temporada de hockey se canceló junto con casi todos los demás deportes debido a la pandemia.

Tsalafos finalmente regresó a Canadá, aunque dijo que sus padres y él tuvieron que conducir autos separados, se tuvieron que desinfectar maletas, y empezar una cuarentena de dos semanas.

Las historias de Kim y Tsalafos reflejan las de miles de estudiantes internacionales en todo el país y en el mundo, cuando las universidades se vieron obligadas a cerrar sus puertas en cuestión de días, justo cuando decenas de fronteras internacionales se cerraron de golpe.

Los constantes cambios de reglas, más papeleo y el fantasma continuo del COVID han significado que, si bien los colegios y universidades se preparan para una "nueva normalidad" para este otoño, el número de estudiantes internacionales que se espera que regrese, sigue estando muy por debajo de los niveles previos a la pandemia.

“Nuestra logística probablemente se triplicó”

Salón de la Hospitalidad en el campus de la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV) el jueves 8 de abril del 2021. (Jeff Scheid/The Nevada Independent).

Cuando la pandemia forzó a que el gobierno tomara acción a principios del año pasado, había una serie de preguntas mientras los estudiantes decidían qué hacer: ¿Deberían regresar a casa?, ¿Cuánto tiempo estarían aquí?, ¿Preferirían quedarse en casa en los EE. UU. o en su país de origen?

“Eso sucedió, y mucha gente decidió volver a casa”, dijo Ross Bryant, director ejecutivo de la Oficina de Estudiantes y Académicos Internacionales (OISS) de UNLV, acerca del cambio en los protocolos. 

En la Universidad de Nevada, Reno (UNR), el número de estudiantes internacionales matriculados se redujo casi de 650 a 490, según Adilia Ross, subdirectora de la OISS en UNR. 

En UNLV las inscripciones internacionales se desplomaron de 1,200 antes de la pandemia, a solo 750 después de que se mitigó la crisis.

La mecánica del estudio internacional quedó atrapada en una red en expansión de fronteras cada vez más estrictas, consulados cerrados y reglas de los gobiernos nacionales.

En UNR, el Coordinador de Admisiones y Reclutamiento Internacionales, Mike Murry, dijo que el papeleo para algunos estudiantes se duplicó o se triplicó.

Y en UNLV, Bryant señaló que las restricciones locales para el empleo no esencial afectaron a cientos de estudiantes internacionales que trabajaban en la franja de casinos y que fueron despedidos al igual que miles de otros trabajadores de hotelería.

Pero a medida que los trabajadores estadounidenses se apoyaron en los sistemas estatales de desempleo o en los cheques de ayuda ante la pandemia, los estudiantes internacionales se quedaron con poco más que el apoyo de la universidad, que proporcionó "fondos de emergencia internos".

“[No fue] mucho, sino un poco, donde pudieran ayudar a los estudiantes internacionales que no reunían los requisitos para recibir dinero o beneficios de la Ley CARES [Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus] por desempleo porque no son ciudadanos estadounidenses”, dijo Bryant. "Pero eso tuvo un gran impacto financiero en todos".

Más de un año después, mientras las universidades se alistan para comenzar las clases mayormente en persona en otoño, volver a algo parecido a la normalidad para los estudiantes internacionales será un proceso largo que en gran medida queda fuera del control de la universidad, según Stephen McKellips, Vicepresidente de Inscripción y Servicios Estudiantiles de la UNLV.

McKellips indicó que es probable que continúen las demoras para los estudiantes que buscan obtener visas en sus países de origen mientras se mantengan las restricciones pandémicas en cuanto a los viajes.

Los administradores que hablaron con The Nevada Independent se mostraron cautelosamente optimistas y dijeron en parte que la demanda que se ha acumulado — tanto a nivel nacional como en el extranjero — podría significar un aumento en las inscripciones, incluso más allá de las cifras que había antes de la pandemia.

“En realidad [las inscripciones están] planas, no por lo que estamos ofreciendo, ni por el apoyo a nuestros estudiantes, están planas debido a lo difícil que será para ellos regresar aquí”, dijo Bryant. "Así que creo que cuando esos factores externos desaparezcan, nos vamos a apurar a reiniciar".

Anuncian planes para que vacunas COVID sean un requisito para estudiantes universitarios en Nevada

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

El Sistema de Educación Superior de Nevada (NSHE) anunció este jueves por la noche que está en proceso de redactar un mandato de vacunación COVID-19, "con algunas excepciones limitadas", para los estudiantes que regresen a los campus universitarios este otoño.

El anuncio sorpresa del NSHE tiene lugar tras una serie de decisiones para exigir la vacunación contra el coronavirus en colegios y universidades de todo el país. Eso incluye el Sistema de Educación Superior de la Universidad de California, que anunció el mes pasado que requeriría la vacuna y el cual se nombra específicamente por el sistema de Nevada en el comunicado de prensa del jueves.

La noticia de la vacunación también se produce después de que las instituciones de Nevada se habían distanciado de usar un mandato de vacuna COVID.

En una entrevista con The Nevada Independent a fines del mes pasado, el Presidente de la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV), Keith Whitfield, dijo que esa institución educativa, en cambio, iba a seguir los requisitos estatales de inmunización al igual que lo hace con otras vacunas, como la del sarampión o el tétanos.

La implementación formal de cualquier mandato sólo procederá cuando la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) retire la llamada "autorización de uso de emergencia" para las vacunas COVID-19, y también seguirá requiriendo la aprobación formal de la Junta Estatal de Salud y la Junta de Regentes.

Solo en caso de que se levante la autorización de uso de emergencia, indicaron los funcionarios del NSHE, la Canciller Melody Rose comenzará a trabajar con las autoridades de salud estatales, locales, y los regentes, para aprobar tal mandato.

Aún así, el anuncio marcó la primera señal de que el NSHE pediría que las vacunas COVID sean un requisito previo para el regreso en persona a los salones de clases este otoño.

"Apoyo plenamente la implementación de un requisito obligatorio de la vacuna COVID-19 para los estudiantes una vez que sea legalmente viable", indicó Rose en un comunicado. "Nuestros estudiantes no se pueden permitir más interrupciones en su educación si se deja que el virus se propague sin cesar, lo que sigue siendo una preocupación, especialmente durante los meses más fríos".

El NSHE también está pidiendo a los estudiantes y familias que “se preparen para [la] posibilidad” del mandato de vacunación, además de alentar a todos los alumnos y maestros a ponerse la vacuna independientemente de los requisitos.

Sin embargo, el anuncio del jueves no mencionó ningún mandato similar posible para los profesores o el personal del NSHE.

Distrito Escolar del Condado Clark planea clases en persona este otoño con opción de aprendizaje a distancia

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

El Distrito Escolar del Condado Clark planea ofrecer clases en persona cinco días a la semana durante el año escolar 2021-2022, aunque las familias podrán elegir una opción de escuela a distancia de tiempo completo si lo desean.

El Superintendente del Condado Clark, Jesus Jara, había indicado una intención de que los estudiantes regresaran de tiempo completo para el próximo año escolar, pero un comunicado de prensa acerca que se envió este lunes por la tarde acerca de la inscripción en línea, refrendó los planes del distrito.

El anuncio de este lunes significa un regreso a un horario escolar tradicional a más de un año de que la pandemia COVID-19 provocó cambios masivos en la educación para los grados preescolar al 12, incluyendo un largo período de clases remotas de tiempo completo en el Condado Clark.

Cuando el próximo año académico empiece este 9 de agosto, todas las escuelas ofrecerán clases presenciales cinco días a la semana, dijeron funcionarios del distrito. Las familias que prefieran continuar con el aprendizaje a distancia de tiempo completo deberán elegir ese grupo antes de este 21 de mayo, pero eso estará sujeto a la aprobación del director de la escuela.

La opción de educación a distancia viene con varias advertencias nuevas. Los funcionarios del distrito afirmaron que los estudiantes deberán mantener sus cámaras encendidas “durante todas las sesiones en tiempo real”; una modificación de las instrucciones para clases remotas del año pasado.

Los maestros han dicho que muchos estudiantes inician sesión pero mantienen sus cámaras apagadas, lo que dificulta verificar su participación. Las razones de los estudiantes para apagar las cámaras varían, pero algunos no se sienten cómodos con que todos vean el entorno de su hogar. Otros han dicho que sus conexiones débiles de Internet hacen eso más difícil.

Los funcionarios del distrito agregaron que debe haber un adulto disponible para ayudar a los estudiantes de primaria que elijan la opción de aprendizaje a distancia de tiempo completo. 

Las autoridades escolares también establecieron las expectativas de las clases virtuales: 60 a 90 minutos de clases en tiempo real todos los días para estudiantes de preescolar a segundo grado; 90 a 120 minutos al día para tercero a quinto grado; y de 60 a 90 minutos en tiempo real por semana para cada curso de secundaria y preparatoria.

Algunas actividades y pruebas requerirán la presencia de los estudiantes de aprendizaje a distancia, pero no se proporcionará transporte, dijeron los funcionarios del distrito. 

Los estudiantes que participen en las clases en línea y que reúnan los requisitos para almuerzos gratis a precio reducido, podrán recibir sus alimentos, pero deberán comer en la escuela durante los horarios de servicio designados, según el Programa Nacional de Almuerzos Escolares.

Si muchos estudiantes en una escuela optan por las clases a distancia de tiempo completo, algunos serán asignados a la Academia de Aprendizaje de Nevada, que es la escuela en línea del distrito que existía antes de la pandemia.

El Distrito Escolar del Condado Clark continuó con el aprendizaje remoto de tiempo completo hasta marzo, cuando las escuelas comenzaron a reabrir gradualmente. 

Actualmente, las primarias están ofreciendo clases en persona cinco días a la semana, pero las secundarias y preparatorias funcionan bajo un horario híbrido. 

Los estudiantes de secundaria, en particular, han demostrado un interés tibio en regresar a las clases en persona debido al horario híbrido, que solo permite las clases presenciales, dos días a la semana.

Estudiantes protestan para exigir escuelas sin policía y más fondos para apoyo a salud mental

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés publicada en The Nevada Independent.

Algunos estudiantes del Condado Clark se manifestaron este miércoles afuera del edificio administrativo del distrito para exigir cambios en la presencia policial en las escuelas, terminar el uso de gas pimienta en los estudiantes y que se destinen más fondos a recursos de salud mental.

La pequeña manifestación, organizada por el grupo defensor progresista Make the Road Nevada estuvo integrada por unos 10 estudiantes que portaron carteles cuyos mensajes pedían escuelas sin policía.

Algunos participantes relataron experiencias negativas con oficiales escolares, como ver a los representantes de la ley golpear con el cuerpo a sus compañeros de escuela y romper peleas mediante el uso de gas pimienta, lo que afectó a alumnos que estaban de pie.

“La sensación pesada que tengo cuando camino por el patio mientras trato de ir de una clase a otra, es una incomodidad que ningún estudiante debería sentir en lo que se supone que debe ser un entorno de aprendizaje seguro”, dijo durante el evento la estudiante Ruth Dinberu.

El miércoles, el Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD) publicó una declaración en Twitter indicando que los oficiales de policía escolar son "una estructura del distrito" que garantizan la seguridad en las escuelas y son parte de la Asociación de Justicia Escolar del Condado Clark, que trabaja para responsabilizar a los estudiantes y brindar apoyo a la comunidad.

“Nuestra mayor prioridad es mantener seguros a los estudiantes y empleados. Nos esforzamos por tratar a todos los estudiantes de manera justa y brindarles intervenciones tempranas antes de que los problemas de conducta se intensifiquen”, se lee en el comunicado. "Esto garantizará que nuestras escuelas sean lugares seguros y que nuestros salones de clases sean más productivos, mientras se ayuda a mantener a nuestros estudiantes en el camino correcto".

Entre 2012 y 2020, oficiales de policía escolar utilizaron gas pimienta casi 180 veces en incidentes estudiantiles en las escuelas, según registros del CCSD recopilados por Make the Road Nevada para un reporte publicado el 6 de abril acerca de las preocupaciones de los estudiantes con la policía escolar.

El gas pimienta puede causar tos, atragantamiento, dolor alrededor de los ojos, quemaduras químicas, inflamación de los pulmones y ataques de asma.

“Los estudiantes necesitan que haya más recursos de salud mental disponibles para ellos, y es hora de que implementemos más programas de justicia restaurativa en nuestras escuelas”, dijo Dinberu. "En lugar de financiar a la policía escolar que hace que tantos estudiantes se sientan incómodos en el campus todos los días, es hora de que nos deshagamos de la criminalización e invirtamos en nuestra educación apoyando a nuestros estudiantes, específicamente a nuestras comunidades afroamericanas y morenas, y brindando un entorno de aprendizaje seguro".

CCSD es el quinto distrito escolar más grande de los EE. UU., con un cuerpo estudiantil integrado por casi un 47 por ciento de estudiantes latinos, 24 por ciento anglos, 15 por ciento afroamericanos, y 7 por ciento asiáticos e isleños del Pacífico.

Kelli Varrato, consejera escolar de la Escuela Preparatoria Durango, portó sus propios letreros en contra de las demandas para que las escuelas estén libres de policía. Aunque estaba sola, su mensaje fue claro: Los policías escolares son esenciales para la seguridad de estudiantes y maestros.

“Siento que la policía es necesaria sin importar en qué parte de la ciudad estemos o en qué área socioeconómica. Son necesarios por varias razones”, dijo Varrato. “La policía escolar desempeña muchos papeles diferentes. De hecho, establecen relaciones positivas con los estudiantes y tratan de echar raíces realmente en la comunidad con padres y personal, y están allí con propósitos positivos, no negativos".

Varrato, quien ha trabajado en estrecha colaboración con los oficiales de policía escolar durante sus 30 años de carrera, dijo que los ha visto apoyar y guiar a estudiantes que a menudo se meten en problemas y "ponerlos en el camino correcto".

Varrato agregó que los oficiales escolares son diferentes a la Policía Metropolitana de Las Vegas porque están más involucrados en la comunidad a través de los maestros, padres y estudiantes.

“En realidad se trata únicamente de mantener a todos a salvo para que puedan aprender, tener un entorno propicio de aprendizaje y un entorno favorable de enseñanza”, dijo Varrato.