Comienza la batalla en la próxima lucha por el salario mínimo

Este artículo fue traducido al español a partir de una versión en inglés. La versión en inglés aparece en la página de The Nevada Independent.

Los legisladores de Nevada pasaron más de dos horas escuchando testimonios sobre una propuesta controversial que casi duplicaría el salario mínimo del estado, dando paso al debate para lo que promete ser una de las principales batallas partidarias de la sesión legislativa.

El Asambleísta Demócrata Will McCurdy presentó el miércoles la AB175 al Comité de Comercio y Trabajo de la Asamblea, una medida que elevaría el salario mínimo de $7.25 por hora para los trabajadores con cobertura médica ofrecida por el empleador y $8.25 para los que no lo tienen – a un sistema similar escalonado de $14 y $ 5 por hora durante varios años a través de aumentos anuales incrementales de $1.25.

La audiencia de alto perfil - que vio llenas las salas de comités en Carson City y Las Vegas y testimonios apasionados de los partidarios y opositores -fue la primera oportunidad para que los legisladores, cabilderos y activistas debatieran públicamente la economía y los méritos de subir el salario, que se ha mantenido estancado desde 2009.

McCurdy, un nuevo legislador que también se postula para la presidencia del partido Demócrata estatal, dijo que desde hace mucho está atrasado un aumento.

"Es hora de dar un impulso a los trabajadores", dijo. "Es un aumento que han ganado, un aumento que se merecen."

El apoyo y la oposición a la legislación -el segundo aumento del salario mínimo introducido en las dos primeras semanas de la sesión- cayeron a lo largo de líneas partidarias conocidas; con Demócratas, grupos progresistas y representantes sindicales apoyando la legislación y Republicanos y representantes empresariales oponiéndose a ésta. El comité no tomó acción inmediata en el proyecto de ley.

María Salinas, trabajadora de atención médica en el hogar y miembro de la Service Employees Union International, dijo que no había recibido un aumento de sueldo en años y que un aumento salarial haría una diferencia significativa en su capacidad para proveer a sus hijos y ahorrar para el futuro.

"No me hará rica, ni a ningún otro trabajador de atención médica en el hogar,  pero nos hará sentir valiosos", dijo.

También fue invitado a testificar Paul Sonn, abogado general del Proyecto Nacional de Ley de Empleo (NELP por sus siglas en inglés), quien dijo que la "mayor parte" de la investigación sobre el salario mínimo mostró un impacto insignificante sobre los precios o las empresas.

"Los Estados están descubriendo que una reformulación muy significativa de la base salarial es una de las cosas de mayor impacto que se puede hacer", dijo.

Otros grupos que abogaban por gobiernos pequeños y empresas se opusieron vehementemente a la legislación. Ronald Najarro, representante de la Iniciativa LIBRE, respaldada por los hermanos Koch, dijo que la investigación del grupo encontró que los aumentos del salario mínimo afectan principalmente a los trabajadores jóvenes, los menos educados, e hispanos.

"Los trabajadores latinos en todo el suroeste están sufriendo los resultados de estos bien intencionados - pero al final desastrosos-  aumentos de salario mínimo", dijo.

Paul Moradkhan, un cabildero de the Las Vegas Metro Chamber of Commerce, expresó su preocupación por el precipitado calendario de la propuesta con sólo 48 horas entre la introducción del proyecto de ley y una audiencia sobre la medida. El orador Jason Frierson presionó a Moradkhan sobre la legitimidad de ese argumento dado que la Cámara se ha opuesto desde hace tiempo a los esfuerzos para aumentar el salario mínimo.

"Estoy preocupado por lamentar el cronograma de cuando salió este proyecto de ley, cuando había oposición antes de que saliera", dijo Frierson.

Moradkhan dijo que la Cámara ve cada proyecto de ley individualmente, pero se comprometió a permanecer en la mesa durante el debate sobre el aumento del salario mínimo.

Aunque los demócratas controlan ambas Cámaras de la Legislatura, un aumento del salario mínimo todavía enfrenta varios obstáculos.

Cualquier cambio en el salario mínimo tendría que ser firmado por el gobernador Brian Sandoval. La oficina del gobernador ha dicho en las últimas semanas que Sandoval se ha "opuesto históricamente a un mandato legislativo para aumentar el salario mínimo," aunque no hará comentarios sobre la legislación hasta que se someta a una revisión completa.

Y la legislación que eleva el salario a $15 por hora necesitaría la aprobación de los demócratas legislativos, muchos de los cuales han sido públicamente recatados acerca de su preferencia por lo que debería ser la base salarial.

McCurdy dijo en una breve entrevista después de la audiencia que su comité no ha llegado a una cifra de salario que todos los demócratas de la Asamblea puedan apoyar. El líder Demócrata del Senado, Aaron Ford, dijo en una entrevista el martes que todavía estaba reservando juicio sobre el apoyo a un salario mínimo de $ 15.

Cualquier cambio en el salario mínimo de Nevada afectaría a una gran parte de la mano de obra del estado, que está agrupada en torno a una serie de trabajos mal pagados donde alrededor del 9 por ciento de la fuerza laboral del estado gana $ 9 o menos por hora. Aproximadamente un tercio de los trabajadores de Nevada ganan menos de $ 15 por hora.
Megan Messerly contribuyó a esta historia.