Compañía de préstamos TitleMax y el estado discuten límites de plazos ante Corte Suprema de Nevada

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

Al igual que muchos nevadenses, Ray Díaz, quien vive en Las Vegas, obtuvo un préstamo con la compañía TitleMax para poder pagar sus cuentas cuando se quedó sin empleo durante la pandemia.

Pero la alta tasa de interés acabó con sus beneficios por desempleo y cheques de estímulo, lo que resultó en un sube y baja de deudas, dijo. Díaz agregó que ya antes había pedido préstamos en TitleMax y los había devuelto en cuatro meses, pero esta vez, su contrato se "extendió" a través de un proceso llamado refinanciamiento, que resultó en que los intereses se siguieran acumulando. 

"Dije 'vamos a pagar algunas de las facturas'. Pero empeoró las cosas y me retrasó en otras cuentas porque el dinero que recibí lo estaba usando para pagar el capital y los intereses", dijo Díaz a The Nevada Independent. “Bajó mi puntaje de crédito. Fue un efecto dominó que realmente me jodió por completo".

La situación de Díaz es la base del caso más reciente que desafía el uso creativo del refinanciamiento de préstamos sobre título como una forma de esquivar el límite de plazo de préstamos de 210 días que permite Nevada.

Este miércoles, la Corte Suprema de Nevada escuchó argumentos orales en el tercer caso que ha sido apelado desde 2016 que involucra a TitleMax y la División de Instituciones Financieras (FID) del Departamento de Negocios e Industria de Nevada, que regula a los prestamistas de alto interés, incluyendo TitleMax.

La ley de Nevada permite que negocios otorguen a individuos préstamos a corto plazo con altos intereses de varios tipos, pero establece un límite generalmente estricto de 210 días para evitar que los intereses se acumulen de manera masiva.

Bajo esa ley, los prestamistas también pueden otorgar períodos de gracia después del plazo de 210 días, pero solo bajo los términos de que un prestamista no ofrece ningún acuerdo de préstamo nuevo ni le cobra intereses adicionales al cliente.

A diferencia de Dollar Loan Center u otros conocidos negocios “prestamistas de día de pago”, TitleMax ofrece lo que se llama préstamos de título, que se otorgan después de que una persona cambia el título de su auto por una garantía.

La ley estatal prohíbe que los préstamos sobre título sean mayores al valor de un vehículo, pero los reguladores estatales argumentaron en la corte que las prácticas de "refinanciamiento" de TitleMax violaron la intención de la ley.

"Si bien (la ley estatal) limita específicamente el plazo de un préstamo sobre título a un máximo de 210 días, y prohíbe explícitamente la extensión de ese período de tiempo bajo cualquier nombre, el producto de préstamo de TitleMax aquí no tiene una fecha fija de término para el pago y extiende la fecha límite del pago sobre el capital original mucho más allá del límite externo de 210 días ... asegurando que TitleMax cobre más de 210 días de interés saldado”, dijo la Procuradora General estatal Heidi Parry Stern.

El abogado Dan Polsenberg, en representación de TitleMax, dijo a los jueces que el refinanciamiento está permitido para los préstamos de título porque son diferentes a otros préstamos que prohíben el refinanciamiento, es decir, porque mantienen el automóvil como garantía.

“Debido a que es de diferente tipo, una extensión es simplemente eso; una extensión de ese préstamo. El consejo indicó que todos esos estatutos hablan de reembolso, renovación, refinanciamiento y consolidación”, dijo Polsenberg. “Bueno, ciertamente, el estatuto está reconociendo que el refinanciamiento no es algo prohibido a menos que esté expresamente prohibido. Refinanciar ... es el uso de otro préstamo para finalizar este préstamo”.

TitleMax ha estado involucrado en otras dos apelaciones ante la Corte Suprema de Nevada. En cada caso, esa compañía y el estado no han estado de acuerdo acerca de la interpretación correcta de las leyes de préstamos de títulos de Nevada. Un problema recurrente es el límite de tiempo que un prestamista puede cobrar intereses.

La Corte Suprema de Nevada no tomó una decisión inmediata este miércoles acerca del caso más reciente.

Díaz dijo que esta semana tiene que decidir. Si no paga los $1,440 dólares de este mes para su préstamo, entonces le tendría que dar su automóvil a TitleMax, lo que dejaría a su familia con un solo vehículo. Pero su hipoteca es de $1,470.

“Hay una posibilidad de que trate de pagarlo, pero entonces es como un ancla en mi cuello por seis meses más [para seguir pagando el préstamo], y el periodo de tolerancia termina muy pronto en mi casa, así que tengo que tomar una decisión … ¿Qué es más importante? Obviamente, sería la casa”, dijo.