Departamento de Policía de Henderson participa en programa para recibir excedente de equipo militar

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en The Nevada Independent.

El Consejo del Ayuntamiento de la Ciudad de Henderson ratificó un acuerdo para que el Departamento de Policía de Henderson participe en un programa federal de excedentes de objetos de uso militar, mismo que provee a agencias policiacas desde linternas hasta vehículos resistentes a minas cuando los militares ya no los usan.

El acuerdo, aprobado este martes entre la Oficina de Asistencia de Justicia Criminal y los Departamentos de Policía de Henderson, y de Seguridad Pública de Nevada, agrega a la policía de Henderson al Programa 1033, que permite que las autoridades reciban el excedente del Departamento de Defensa de los Estados Unidos (DoD, por sus siglas en inglés)

Nevada ha sido parte del programa desde el 2000, y actualmente cuenta con equipo militar valorado en más de $17 de millones de dólares, según datos publicados en 2019 por la Agencia de Logística de la Defensa (DLA).

Un representante del Departamento de Policía de Henderson dijo que actualmente los funcionarios no están buscando equipos específicos a través del programa, sino que lo ven como una forma de prepararse mejor ante posibles necesidades, y como una forma de atenuar los gastos del departamento de policía.

Varias agencias policiacas de Nevada también han aprovechado el programa, sobre todo el Departamento de la Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD); que, hasta el 2019, tiene excedentes de equipo militar valorado en $2 millones de dólares. 

El representante de la Policía de Henderson dijo que no estaba seguro de por qué la ciudad apenas se había sumado al programa, que ha sido criticado bajo el argumento de que facilita la “militarización” de los departamentos de policía locales debido al tipo de equipo que se distribuye. 

La Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) condenó el programa en un informe de junio de 2014 citando “redadas del SWAT innecesariamente agresivas”, y que “las agencias policiacas se han equipado para ejecutar esas misiones del SWAT en parte por programas federales como el 1033 del Departamento de la Defensa”, o por “subsidios que otorga el Departamento de Seguridad Nacional a las autoridades”.

Algunas dependencias estatales de Nevada ya recibieron excedente de equipo militar. Carson City cuenta con un vehículo resistente a minas adquirido a través del programa, y ​​LVMPD recibió previamente dos helicópteros militares que fueron trasladados al Departamento del Alguacil del Condado Washoe.

Algunas agencias estatales de Nevada han visto bajas en la participación en el programa. LVMPD contaba con más de $7 millones de dólares en equipo en 2014 antes de restricciones de la era Obama, en comparación con $2 millones de dólares en 2019.

En 2017, el presidente Trump eliminó esas restricciones, pero a pesar de ello, la cantidad de equipo continuó disminuyendo entre 2017 y 2018.

La información acerca de lo que están recibiendo las agencias como parte de este programa es de dominio público, mientras que el DLA sigue generando informes cuatrimestrales sobre los bienes contables que poseen las agencias participantes en los 50 estados de la Unión Americana.