Grupo de ayuda ofrece servicios de lavandería a personas sin hogar en Reno

Esta nota fue traducida al español y editada para brevedad a partir de una versión en inglés.

A las 11 a.m. de un viernes, la lavandería LaunderLand en Wells Ave. cerca del distrito Midtown de Reno, está en silencio. Una hora después, la lavandería se transforma.

Afuera hay gente compartiendo porciones de pizza, y también hay perros que corren entre grandes bolsas llenas de ropa sucia. Hay blanqueador, cápsulas de detergente y toallitas para secadora, disponibles para quien los necesite.

Se trata de Lavandería para la Gente [Laundry to the People], una organización de ayuda mutua (o grupo donde las personas trabajan cooperativamente para satisfacer las necesidades de la comunidad) que cada semana ofrece servicios gratuitos de lavandería a las poblaciones sin hogar de Reno.

Bajo el panorama de la crisis de vivienda de Reno y la creciente desigualdad de ingresos, es posible que ayudar a las personas con servicios de lavandería no aborde las causas fundamentales de ningún problema, pero puede significar una diferencia para mantener un trabajo o sentirse más cómodo, dijo Rosie Zuckerman, una de las tres cofundadores de Laundry to the People

" … Al menos sé que alguien puede tener algo de ropa limpia y no tener que usar calcetines sucios y calzoncillos sucios, o una manta con olor a moho", dijo Zuckerman.

Con el objetivo de reducir el desperdicio y ayudar a otros a acceder a ropa limpia y seca, Zuckerman y los cofundadores Ilya Arbatman y Àlex Muñoz Viso comenzaron la organización hace casi un año.

"Cualquiera es bienvenido para venir a lavar la ropa", dijo Arbatman. "Lo pagamos, damos detergente, la lavandería amablemente paga el secado. [Está] dirigido generalmente a la comunidad sin hogar y personas necesitadas, pero no rechazamos a nadie".

Otras organizaciones de ayuda mutua y donaciones de la comunidad apoyan los costos de las casi 10 a 25 personas que se presentan cada semana para lavar su ropa. Arbatman señaló que tener un horario constante de lavandería puede agregar estabilidad a horarios caóticos y permitir una conexión genuina.

Muñoz Viso dijo que aprecia la oportunidad de ayudar a los demás y dedicar tiempo para conocer a quienes pasan por la lavandería.

David Tondreau se enteró de los servicios de lavandería de Muñoz Viso. Desalojado de su vivienda recientemente después de que haber estado internado en un hospital tres semanas lo dejó sin poder pagar sus facturas, Tondreau dijo que ahora ir a la lavandería es algo constante para él.

Arbatman y Zuckerman han vivido en Reno durante unos seis años. En ese tiempo, han visto aumentar el costo de la vivienda mientras que los servicios sociales han batallado por mantenerse al día. Piensan en cómo una factura de hospital o un aumento en la renta pueden marcar la diferencia entre vivir en una casa o en la calle.

"Al hacer este trabajo, conoces a muchas personas diferentes en muchos puestos diferentes", dijo Arbatman. "En lugar de suponer que han arruinado esto por sí mismos, asuma que no; en realidad, son capaces de llegar a un lugar mejor, pero donde se encuentran actualmente, sin ayuda, puede que no sea posible de manera realista. Va a tomar mucho más que una actitud de 'lo puedo hacer'".