Agencia federal dice que suspensión de 287 (g) compromete la seguridad pública

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en de The Nevada Independent.

Una funcionaria del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) indicó este jueves que los únicos beneficiados con la suspensión del acuerdo opcional entre el Departamento de la Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD) y esa dependencia federal, son los criminales.

La declaración se dio a raíz del anuncio este miércoles de que LVMPD canceló su controvertido acuerdo 287 (g) con funcionarios federales de control de inmigración a la luz de recientes decisiones judiciales y cuestionamientos acerca de si esa colaboración se traduce en arrestos inconstitucionales y que carecen de una orden judicial.

La noticia de la suspensión del 287 (g) generó reacciones favorables entre líderes locales y activistas en pro de los inmigrantes, aunque si bien consideran que es un avance por parte del Alguacil del Condado Clark Joseph Lombardo, la medida se debe tomar con cautela.

La cancelación del acuerdo tuvo lugar a dos días de que se cumpliera el plazo que fijó la Unión Americana de Libertades Civiles de Nevada (ACLU) para que LVMPD indicara si iba a seguir usando retenciones de inmigración [retainers].

Esas solicitudes de ICE permiten que cárceles locales mantengan detenidas a personas por más tiempo del que tendrían debido a delitos locales menores, para que agentes de inmigración tengan oportunidad de transferirlos a custodia de ICE.

La Corte de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Central de California dictaminó el 27 de septiembre que esas retenciones de ICE violan el requisito de la Cuarta Enmienda de que los arrestos deben realizarse con una orden judicial y causa probable. 

Dana L. Fishburn, subdirectora de campo de ICE en Las Vegas, dijo este jueves que la medida de LVMPD comprometerá la seguridad pública.

“La seguridad pública funciona mejor cuando las agencias de aplicación de la ley colaboran en la mayor medida posible para mantener seguras a las comunidades locales”, dijo Fishburn en un comunicado. “La decisión del Condado Clark de suspender su programa 287g solo beneficiará a los criminales, y esta decisión hará que los residentes del Condado Clark estén menos seguros. La reciente legislación de California con respecto a las retenciones es irrelevante y es una excusa para justificar una decisión que impactará la seguridad de nuestras comunidades aquí en Nevada”.

LVMPD señaló que es probable que se apele la decisión judicial y que la agencia “continuará trabajando con ICE en el Centro de Detención del Condado Clark para remover a personas sin estatus legal que hayan cometido crímenes violentos”.

“Me siento optimista de que este cambio no obstaculizará la capacidad de LVMPD para combatir el crimen violento”, dijo el Alguacil Joseph Lombardo en un comunicado. “Si bien el fallo se puede ver como un revés, estoy decidido a que, a través de la cooperación con nuestros socios federales, el objetivo de eliminar lo peor de lo peor todavía se pueda lograr”.