Estudiantes de UNR expresan temor por imágenes racistas y discriminatorias en el campus

Por Stephanie Serrano | KUNR

Nota de la editora: Esta nota fue publicada por KUNR y su versión original ha sido traducida y adaptada como parte de la colaboración entre KUNR y The Nevada Independent.

Más de una cuarta parte de los estudiantes de la Universidad de Nevada, Reno, reportaron que estaban considerando seriamente dejar dicha institución porque no perciben un sentido de pertenencia, de acuerdo con una encuesta reciente acerca del ambiente escolar.

Los resultados se publicaron a principios de este mes en foros del campus en medio de investigaciones por parte de la universidad acerca de mensajes racistas y discriminatorios que aparecieron en las instalaciones en las primeras semanas del semestre de otoño.

Se han registrado dos incidentes separados donde se encontraron esvásticas en Wolf Pack Tower, residencias ubicadas en el Circus Circus en el centro de Reno; y también se vieron volantes que promovían a un grupo supremacista blanco en al menos cinco edificios en el campus.

Funcionarios de la universidad también han expresado su preocupación por imágenes que circulan en Twitter y que muestran la quema de la bandera LGBTQ.

“Estos actos de odio no reflejan a todos nuestros estudiantes ni a la comunidad universitaria”, dijo Eloísa Gordon-Mora, Funcionaria de Diversidad e Inclusión de la Universidad de Nevada, Reno. “Tenemos más de 300 organizaciones estudiantiles que se enfocan en esfuerzos edificantes”. 

Gordon-Mora dice que casi el 40 por ciento del alumnado está compuesto por estudiantes de color.

El 18 de septiembre, durante dos foros, la escuela compartió los resultados de su encuesta Habla Tu Verdad [Speak Your Truth] acerca del ambiente en el campus. 

Más de 200 estudiantes universitarios y profesores asistieron al primer foro para escuchar los resultados que habían estado esperando por meses.

La universidad contrató a la firma Rankin and Associates Consulting en 2018 para crear y realizar la encuesta, que incluyó preguntas relacionadas con el ambiente del campus en general, experiencias sexuales no deseadas, percepciones de las prácticas de empleo y el equilibrio vida-trabajo. 

En el análisis se incluyeron unas 6,400 encuestas; de un campus que tiene casi 31,000 personas.

Un resultado inicial indica que una gran minoría de los encuestados se sienten significativamente menos cómodos con el ambiente escolar en general, incluyendo mujeres, personas de color y miembros de la comunidad LGBTQ+.

“Este campus está construido para todos; todos los que están calificados para venir a la escuela aquí debe ser un estudiante aquí y sentirse cómodo de ser estudiante en este lugar”, dijo el presidente de UNR, Marc Johnson. “Las personas de todos los niveles socioeconómicos, grupos de capacidades diferentes, grupos étnicos, deben sentir que tienen un lugar en este campus”.

Johnson apoyó la petición de los estudiantes y académicos para realizar la encuesta.

Uno de los estudiantes que participaron fue Lucas Furrer, alumno de periodismo y ciencias políticas, quien de manera voluntaria quitó un cartel con mensajes de supremacía blanca.

Furrer comentó que le gustaría que la universidad tenga una vigilancia mucho más activa para hacer frente a los grupos de odio, en lugar de condenar estas acciones a través de un correo electrónico masivo.

“Yo diría que la gente tiene miedo de lo que viene”, dijo Furrer. “Ha habido un flujo constante de actividad de estos grupos, de estos individuos, que hace que alguien sienta temor de lo que va a pasar después, y se ven los peores escenarios en la televisión. Sólo se espera que eso no pase aquí”.

La gran pregunta que circuló entre los asistentes a los foros: ¿Qué va a hacer la universidad con los datos de la encuesta?

Johnson dice que la encuesta va a ayudar a que los comités decidan qué deben desarrollar para mejorar la vida y entorno laboral de la institución.

Mientras la universidad inicia ese trabajo, estudiantes como Furrer y Dupree quieren saber qué respuesta se va a dar a sus inquietudes acerca de la seguridad.

“Bueno, hacemos todo lo posible para investigar estos incidentes”, dijo Johnson, “y luego, si podemos encontrar a los responsables, los vamos a procesar, pero invitamos a todos a asumir personalmente la responsabilidad de su seguridad — caminen en grupo y hablen al respecto, nos encargamos de la educación, la investigación, y el enjuiciamiento, si podemos encontrar a los responsables”.

Nota: La licencia de KUNR es propiedad de la Junta de Regentes del Sistema de Educación Superior de Nevada.

Andrew Mendez y Noe Glick de KUNR contribuyeron con este reporte.