Plan de mandato de vacunación para empleados de Distrito Escolar del Condado Clark sigue sin definirse

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

Hace más de un mes, la Mesa Directiva Escolar del Condado Clark autorizó a líderes del distrito proceder con el mandato de vacunación COVID-19 para empleados y comenzar a trabajar con los grupos de negociación. Sin embargo, un silencio notable ha seguido a la tensa reunión de septiembre, cuyo segmento de comentarios públicos duró unas cinco horas.

A medida que el Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD) sigue analizando contratos sucesivos con sus grupos de negociación de empleados, parece que las discusiones sobre el mandato de la vacuna se han quedado en un segundo plano.

El 20 de septiembre la Asociación de Administradores Escolares y Empleados Profesionales Técnicos del Condado Clark (CCASAPE) envió una carta al distrito en la que describía su posición sobre el mandato, pero, hasta el pasado miércoles, no había recibido una respuesta ni había empezado a negociar el asunto, dijo el director ejecutivo del sindicato, Stephen Augspurger.

John Vellardita, director ejecutivo de la Asociación de Educación del Condado Clark (CCEA), comentó el miércoles que el sindicato de maestros estaba “preparado para sentarse y negociar” el mandato de la vacuna, pero aún no ha tenido un diálogo con el distrito.

Un portavoz de la Asociación de Empleados de Apoyo a la Educación (ESEA) señaló que el distrito suspendió las negociaciones sobre el mandato de la vacuna hasta que se resuelva el contrato.

“El 1 de septiembre de 2021, la Junta de Síndicos Escolares del Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD) autorizó al superintendente desarrollar un plan para vacunar a los empleados”, anotaron los funcionarios del distrito. “Se está consultando a cada una de las cinco unidades de negociación que representan a los empleados del Distrito en el desarrollo del plan de vacunación y el plan se pondrá a disposición del público una vez que esté finalizado”.

La Presidenta de la Mesa Directiva Escolar del Condado Clark, Linda Cavazos, indicó que los miembros de la junta no han recibido actualizaciones significativas sobre en qué etapa se encuentra el personal dentro del proceso.

Sin embargo, el período de espera no ha preocupado necesariamente a los sindicatos.

"Estoy de acuerdo con que sea lento para asegurarme de que todo lo que hagamos se haga correctamente", dijo Augspurger.

La carta de CCASAPE sugiere que el distrito escolar podría aumentar la tasa de vacunación de los empleados mediante una campaña y unidades móviles en escuelas, oficinas centrales, actividades extraescolares y eventos deportivos. El sindicato también pidió al distrito que "retrase la implementación de cualquier práctica obligatoria" mientras presta atención a esas recomendaciones en un intento por aumentar voluntariamente el cumplimiento de las vacunas.

Los líderes de los sindicatos de maestros y administradores escolares no se han opuesto rotundamente a un mandato de vacuna, aunque han expresado su preocupación sobre cómo podría empeorar una fuerza laboral que ya es escasa.

La resolución aprobada por la junta escolar en septiembre — que permite al distrito crear una política de mandato de vacunas — señaló que cualquier plan incluiría un proceso para solicitudes de exención, "que puede basarse en ciertas circunstancias médicas documentadas o creencias religiosas sinceras".

La carta de CCASAPE dirigida al distrito escolar argumenta que las exenciones médicas y religiosas deben estar disponibles "con un proceso de solicitud y aprobación claramente establecido", pero el sindicato de administradores también presentó otra idea: Permitir que los empleados que se han recuperado de COVID-19 se realicen la prueba de anticuerpos como base para una exención de vacuna adicional.

Augspurger afirmó que si bien alienta a los miembros del sindicato a que se vacunen, cree que cualquier política futura debería tener exclusiones claras para quienes no pueden o no deben recibir la vacuna. El sindicato también quiere que los empleados sin una exención aprobada enfrenten una acción disciplinaria correctiva en lugar de un despido automático.

Mientras tanto, el Distrito Escolar del Condado de Washoe ni siquiera ha avanzado para generar un mandato de vacunación para los empleados.

"El Distrito Escolar del Condado Washoe continúa con las pautas estatales y locales con respecto a las vacunas y las prácticas relacionadas con COVID", indicaron los funcionarios del distrito en un comunicado. "No hay planes actuales para exigir vacunas a los más de 8,000 miembros de nuestro personal".